Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ciudadanos engorda a costa del PP

Según la última encuesta del CIS, el partido de Rivera arrebata a Podemos ser la tercera fuerza y se acerca al PSOE. Por su parte, el PP prosigue con su declive, pero todavía sería la fuerza más votada en unas elecciones generales

Diari de Tarragona

Whatsapp
La figura de Inés Arrimadas, la más votada en Catalunya el 21-D, tiene mucho que ver en el auge de Ciudadanos.  FOTO: efe

La figura de Inés Arrimadas, la más votada en Catalunya el 21-D, tiene mucho que ver en el auge de Ciudadanos. FOTO: efe

Catapultado por su éxito en las elecciones catalanas, Ciudadanos se ha convertido en la tercera fuerza en intención de voto para unas elecciones generales en detrimento de Unidos Podemos.

El partido de Albert Rivera crece alimentado por la huida de votantes del PP, pero no solo, porque también tiene transferencia de voto de PSOE, Podemos y los abstencionistas.

El sondeo del CIS de enero vuelve a situar al PP como el partido más votado si ahora se celebrasen elecciones generales, pero con marcada tendencia a la baja

Los populares sumarían el 26,3% de los votos, 1,7 puntos menos que en el anterior estudio de octubre de 2017, y casi siete puntos menos que en los comicios de junio de 2016.

El PSOE consolida su segunda posición con el 23,1%, casi un punto menos que hace tres meses pero medio punto más que en las generales. Unidos Podemos y sus confluencias llegaría al 19%, medio punto más que en octubre y 2,1 menos que en junio de 2016.

Ciudadanos cosecharía el 20,7%, algo más de tres puntos por encima que en el anterior barómetro y casi ocho más que en las generales. El trabajo de campo para la encuesta está hecho entre el 2 y 14 de enero, dos semanas después de las elecciones en Catalunya, y refleja un triple empate si se observa la intención directa de voto, es decir, lo que responde el entrevistado de forma espontánea sin pasar su respuesta por los mecanismos correctores del CIS, la cocina.

Los socialistas tendrían el 15,9% de la intención directa de voto; Ciudadanos, el 15,7, y el PP, el 15,5%. Podemos queda muy distanciado, con el 6,6%. Unas cifras que hacen muy imprevisible el resultado de unas elecciones generales.

Pero el dato relevante es la progresión de Ciudadanos. El fenómeno no se refleja en el resto de España con toda la potencia que mostró en las elecciones catalanas, pero confirma la tendencia alcista del partido de Rivera.

El partido naranja engorda sobre todo a costa del electorado del PP. El 15% del votante popular en las generales de 2016 apoyaría ahora a Ciudadanos. 

Crecimiento estructural

El vuelco se ha registrado sobre todo en las poblaciones medias y las grandes ciudades. Ciudadanos sería la fuerza más votada en los municipios de 50.000 a 100.000 habitantes, en los de 400.000 a un millón y en los de más de un millón.

En las generales de 2016, PP y PSOE fueron las fuerzas hegemónicas en esas poblaciones. También ha escalado posiciones entre la ciudadanía de entre 25 y 34 años, de 35 a 44, y de 45 a 54, segmentos en los que sería el primer partido.

En los anteriores comicios lo fue el PP. Ciudadanos crece en todos los tramos de población, aunque con menos fuerza entre los mayores de 64 años; y también en todos los municipios, excepto en los pueblos de menos de 2.000 habitantes. Un crecimiento que los sociólogos consideran estructural y no coyuntural.

Temas

Comentarios

Lea También