Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Comer alimentos en buen estado, responsabilidad de todos

Cada año 420.000 personas mueren en el mundo por ingerir productos contaminados

EFE

Whatsapp
El efecto de los alimentos nocivos cuesta a las economías de ingresos bajos y medios unos 84.000 millones de euros en pérdidas anuales. FOTO: Getty Image

El efecto de los alimentos nocivos cuesta a las economías de ingresos bajos y medios unos 84.000 millones de euros en pérdidas anuales. FOTO: Getty Image

Comer alimentos en buen estado es «responsabilidad de todos», incluidos gobiernos, empresas y consumidores, remarcaron esta semana varias agencias de la ONU coincidiendo con el primer Día mundial de la inocuidad de los alimentos. 

La subdirectora general para mejorar la salud de las poblaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Naoko Yamamoto, afirmó en un acto en Roma que no se trata de un asunto propio de países ricos o pobres, sino «de todo el mundo». 

Instó a incrementar la cooperación a todos los niveles y concienciar sobre los riesgos que supone consumir alimentos de mala calidad. Cada año, una de cada diez personas en el mundo -cerca de 600 millones en total- enferman y 420.000 mueren por comer productos contaminados por bacterias, virus, parásitos o químicos, especialmente en África y Asia según datos de la OMS, que advierte de que los menores de cinco años padecen el 40% de las enfermedades transmitidas por los alimentos, con 125.000 fallecimientos anuales. 

Se estima que el efecto de los alimentos nocivos cuesta a las economías de ingresos bajos y medios unos 84.000 millones de euros en pérdidas anuales de productividad. «Todos queremos vivir seguros, pero no existe el riesgo cero», recordó el experto de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) Markus Lipp, quien explicó que no siempre se cuenta con toda la información para tomar decisiones, por lo que los conocimientos científicos pueden «ayudar a adaptarse» a los riesgos que se presentan.

Resistencia a los antibióticos
Anunció que pronto habrá nuevas evaluaciones sobre el riesgo que suponen ciertas sustancias contaminantes en el procesamiento y empaquetado de los alimentos y sobre la resistencia a los antibióticos transmitidos a través de ellos. En el acto, promovido por la OMS y la FAO, participó también el viceministro costarricense de Economía, Carlos Mora, cuyo país inició el proceso para que se declarara el Día mundial de la inocuidad de los alimentos, adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas a finales de 2018.

Mora instó a garantizar el acceso de toda la población a alimentos inocuos, lo que Costa Rica está realizando «mediante programas sociales» como una red de cuidado de las personas mayores, apoyo a los escolares y una cesta básica para los más pobres. 

En España, diferentes administraciones e instituciones subrayan que los estándares de seguridad alimentaria están «entre los más altos del mundo».

Temas

Comentarios

Lea También