Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cómo ahorrar en la factura de luz y agua

Talleres didácticos para hogares en Reus
Whatsapp

Esta es la razón de ser de los talleres programados por el Ayuntamiento de Reus para que la ciudadanía aprenda a ahorrar en el consumo energético y de agua día a día. El objetivo es fomentar el consumo responsable y evitar un gasto innecesario en la factura de los hogares. «El objetivo es que los participantes tengan a su alcance la información necesaria para poder ahorrar a largo plazo en el consumo energético», explica uno de los técnicos que imparte el taller, quien destaca que «la pobreza energética muchas veces es consecuencia de las características de la vivienda, que deriva en un consumo excesivo de energía».

Durante las charlas los técnicos explican las pautas para disminuir el consumo y el gasto en casa, y dan a conocer las diferentes modalidades de contratación, con el objetivo de conseguir una mejora en la eficiencia energética. «Un 18% del consumo energético de una vivienda es la iluminación, así que cambiando las bombillas por otras más eficientes se puede ahorrar. La amortización de la inversión se consigue en un año», afirma el responsable del curso, quien apunta que «cuando las personas cambian las pautas de consumo energético pueden llegar a alcanzar un ahorro de entre un 10 y un 15% en la factura».

La factura es lo que más quebraderos de cabeza causa actualmente en los hogares. «Los consumidores sólo podemos controlar el 50% del gasto que corresponde a la energía, ya que la otra mitad corresponde a la potencia contratada y ahí no tenemos influencia», explican.

Los técnicos de Aigües de Reus también ofrecen a los ciudadanos diversos consejos para interpretar la factura y explican a los clientes cómo realizar un consumo responsable, que se situaría cerca de 100 litros de agua por persona y día. En lo que se refiere a consejos de ahorro doméstico se dan a conocer los siguientes datos: lavarse las manos con el grifo abierto supone un consumo de 10 litros de agua, mientras que únicamente se gastan 2 si se cierra el grifo; o que el gasto de agua se eleva a 200 litros cuando una persona se baña, en cambio es de 50 litros si se trata de darse una ducha.

 

Consumo responsable

Seguir estos parámetros será una obligación para las personas beneficiarias de las ayudas a la pobreza energética que otorgará el Ayuntamiento, que asumirá el coste de las facturas de luz y agua de los meses de diciembre, enero, febrero y marzo. «El objetivo es que los beneficiarios cumplan con su deber de realizar un consumo responsable y eficaz», explica la concejal de Benestar Social, Montserrat Vilella.

Además algunos usuarios serán sometidos a una auditoria energética para, según destaca la concejal, «tener un conocimiento más exhaustivo del consumo energético y analizar la causa del excesivo gasto».

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También