Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cómo convertir la renovación del dormitorio de los niños en una tarea divertida

Redacció

Whatsapp
Cómo convertir la renovación del dormitorio de los niños en una tarea divertida

Cómo convertir la renovación del dormitorio de los niños en una tarea divertida

Los dormitorios son un reflejo de la personalidad. Mantenerlos renovados durante la transición de la niñez a la adolescencia no es una tarea sencilla. Incluso la redecoración durante los años adolescentes es complicada para lograr que se mantenga la esencia de su ocupante.

La habitación de los jóvenes del hogar debe ser muy cuidada. Sin importar si se trata de un piso o una casa, se debe trabajar con materiales de calidad y con la asesoría de un equipo formado por expertos.

Primero, la calidad

La principal recomendación antes de comenzar con un proceso de renovación del mobiliario del dormitorio de los niños debe ser escoger muebles de calidad, que resistan el uso que cada joven le dará.

En cuestión de diseño y calidad destacan diferentes tiendas representadas en territorio online. Lagrama, fabricante de muebles juveniles, pone a disposición de los clientes un sinfín de opciones apropiadas para redecorar los espacios más personales.

Su calidad está garantizada por su éxito. En dormitorios juveniles está posicionado entre los 3 primeros de España por ofrecer muebles juveniles con los que lograr increíbles habitaciones juveniles adaptadas a los requerimientos de los jóvenes de la casa.

No solo son expertos en habitaciones juveniles, pues desde hace pocos años también se dedican a la realización de armarios, dormitorios y salones. Gracias a ello es más sencillo completar la decoración comprando todos los muebles y accesorios en el mismo lugar.

Escoger su propio espacio

Antes de decidir por los niños es importante contar con su opinión. Ellos deben estar involucrados en el proyecto desde el primer día. Su dormitorio va a ser su espacio, el lugar donde refugiarse. En ese lugar se convertirán en adultos, seguramente hasta que decidan independizarse.

Es lógico que sea él o ella quién decida la decoración de su dormitorio. También es muy lógico e importante que cuente con apoyo, guía y ayuda, no solo de sus padres, sino de todos los habitantes del hogar. 

Un buen primer paso es dibujar un plano de la habitación a escala para poder trabajar mejor en el momento de distribuir los elementos. En un segundo plano se puede dibujar otros elementos, como los enchufes y todas las demás cosas que no puedan moverse. Así se podrá aprovechar mejor todo el espacio del que se disponga.  

También es esencial una lista con los muebles imprescindibles: no puede faltar una cama, un escritorio, un armario, la mesa para el ordenador, y cualquier elemento adicional dependiendo de las aptitudes del joven.

Los espacios de almacenamiento deben ser tomados en cuenta como una de las áreas más funcionales del dormitorio. Aunque para ellos no lo parezca, necesitarán cajones para mantener el orden. Todo lo que se pueda agregar será valioso: más cajones o cajas, baúles, armarios extra, cajones debajo de la cama y más.

Manos a la obra

Se deben tener muy en cuenta los colores de la habitación. Si se quiere dar un giro radical, es el momento de pintar nuevamente el dormitorio. En este aspecto juega un papel fundamental el sexo del joven.

Si tiene como predilección pintar las paredes de colores oscuros, lo mejor es equiparla con muebles blancos que eviten una habitación demasiado oscura y cargante. Se deben agregar accesorios en las paredes como vinilos, armarios, espejos y demás que aligeren el color de la pared.  

Para las niñas nunca pasará de moda el color rosa y sus derivados. En este caso también se puede jugar con mobiliario blanco o negro para contrastar.

Hay muchos tipos de camas que se pueden elegir. Se debe evaluar el tamaño del cuarto, la cantidad de niños que lo ocupan y el número de elementos que se añadirán a la decoración.

La cama puede ser individual, grande, con almacenaje, con otra cama debajo y otro sinfín de opciones que también influyen en el estilo decorativo y en su utilidad.  

El armario ropero debe permitir que los jóvenes interactúen con el espacio de la habitación y con el interior del armario, pudiendo acceder al espacio para colgar ropa, a sus accesorios, libros de clase, mochilas y demás.

En la actualidad muchos optan por armarios empotrados, que ocupan menos espacio y permiten que los compartimientos se personalicen.

Cuando el dormitorio también se usa como lugar de estudio, es indispensable contar con un escritorio donde el joven pueda hacer sus deberes. Aquí la decisión consiste en escoger uno que vaya a juego con el resto de la decoración y que no obstaculice ningún espacio que pueda ser necesitado para otro mueble.

Para finalizar, se puede personalizar todo el lugar con fotografías, corchos, pósters de música o cine y hasta murales pintados por algún miembro de la familia. 

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También