Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Condenado a 17 años por el asesinato a navajazos del rapero Monkey Black

En el juicio, el acusado negó haber sujetado al rapero y se limitó a asegurar que fue su amigo huido el que actuó en solitario, mientras él aguardaba a las puertas del bar junto a sus hijos pequeños

EFE

Whatsapp
Michael Flores Ozuna, conocido como Monkey Black, tenía 28 años el día en que murió. Foto: Wikipedia / Flavormusic

Michael Flores Ozuna, conocido como Monkey Black, tenía 28 años el día en que murió. Foto: Wikipedia / Flavormusic

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 17 años y medio de cárcel al joven acusado de sujetar al rapero Monkey Black para que un amigo, que se encuentra huido de la justicia, le asesinara a navajazos tras una discusión en un bar de Badalona (Barcelona).

En la sentencia, la Audiencia de Barcelona confirma el veredicto de culpabilidad emitido por el tribunal popular e impone al acusado, Vicente Bibian Arribas, una pena de 17 años y medio de cárcel como cooperador necesario en el asesinato el 30 de abril de 2014 del rapero dominicano Michael Flores Ozuna, conocido como Monkey Black, que entonces tenía 28 años.

Según la Audiencia, el acusado, consciente de que su amigo -actualmente huido de la justicia-, tenía la intención de matar al rapero, o asumiendo que con su actuación le podía matar, cooperó a tal fin sujetándole de forma que hizo posible que este le asestara viarios navajazos, que le causaron la muerte al afectarle el pulmón y el corazón.

La Audiencia condena a Vicente Bibian Arribas como "cooperador necesario" por haber participado en la ejecución del crimen sujetando a la víctima, actuación sin la cual entiende que no se hubiese podido cometer la agresión.

En el juicio, el acusado negó haber sujetado al rapero y se limitó a asegurar que fue su amigo huido el que actuó en solitario, mientras él aguardaba a las puertas del bar junto a sus hijos pequeños.

Los hechos ocurrieron el 30 de abril de 2014, cuando el condenado y su amigo estaban en el bar "Aparkao" de Badalona, donde discutieron con el rapero.

La discusión fue a más y, una vez en la calle, Vicente Bibian Arribas sujetó a Monkey Black contra el capó de un coche, según corroboró el tribunal popular tras oír la declaración de una testigo, mientras su amigo le asestaba varias puñaladas con una navaja.

Tras el crimen, tanto el autor material como el cooperador necesario se dieron a la fuga, si bien el joven que ahora ha sido condenado pudo ser detenido seis meses después por los Mossos d'Esquadra en una calle de Badalona.

La sentencia, que se puede recurrir, también condena al acusado a indemnizar con 6.000 euros a la expareja del rapero, de quien ya se había separado cuando éste fue asesinado.

Temas

  • CATALUNYA

Comentarios

Lea También