Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Convocarán este año el concurso para definir qué hacer en la Tabacalera

Este martes hubo una reunión en el Ayuntamiento para empezar a definir las bases

Whatsapp
¿Qué se debe hacer en la Tabacalera? ¿Qué equipamientos deben reubicarse en una instalación con 45.000 metros cuadrados útiles? ¿Qué espacio debe tener el nuevo Museu Nacional Arqueològic de Tarragona?

Estas son algunas de las principales preguntas que deberá responder el ganador o ganadores del concurso que convocarán a lo largo de 2017 la Generalitat y el Ayuntamiento sobre el plan de usos de la Tabacalera.

Este martes hubo una primera reunión para definir las bases de esta convocatoria pública y ayer Xavier Llovera admitió que «será una propuesta muy importante que atraerá a expertos de diferentes áreas: arqueólogos, arquitectos, paisajistas, entidades...». Aunque los gastos derivados de este proceso correrán a cuenta de la Generalitat, todo el proceso irá de la mano del ayuntamiento y con un consenso, añadió el responsable de Museus.

La Tabacalera, exceptuando el Arxiu Municipal y la Capsa de Música, tiene muchas dependencias vacías y con un potencial enorme para su reutilización. En cifras, el equipamiento tiene una superficie de unos 52.000 metros cuadrados construidos, de los cuales 45.000 son útiles.

La reforma actual de todo este edificio y espacios abiertos se dispara por encima de los 100 millones de euros y ante la necesidad de colaboración de diferentes administraciones, el proceso se ralentiza. De hecho, Llovera dejó caer ayer que las relaciones actuales entre el Estado y la Generalitat no pasarían por su mejor momento –el Procés enfría relaciones en otros campos de colaboración– y ello es un argumento más en la lentitud de transformación de un equipamiento que se ha desvalijado en numerosas ocasiones por su abandono.


Una cuarta parte
El traslado del MNAT a la Tabacalera es una idea que sigue firme en este proceso de transformación del equipamiento público. De hecho, el nuevo Museu sólo necesita entre 9.000 y 11.000 metros cuadrados, lo que deja el resto de las dependencias libres para otras propuestas. El propio centro de interpretación de esta fábrica histórica así como la reubicación de otras dependencias públicas serán el objetivo que deberán resolver las empresas que presenten candidatura a elaborar este plan de usos de la Tabacalera. –

j.c.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Lea También