Más de Noticias

Noticias Casa Real

Corinna admite que el Rey le hizo una donación por el «cariño» a su familia

Afirma que los 65 millones pasaron los controles en Suiza y la desmarca de las supuestas comisiones por el AVE saudí

MATEO BALÍN

Whatsapp
La princesa Corinna y el rey emérito Juan Carlos de Borbón, en una imagen del año 2012 con los joyeros británicos Mavros. FOTO: DT

La princesa Corinna y el rey emérito Juan Carlos de Borbón, en una imagen del año 2012 con los joyeros británicos Mavros. FOTO: DT

Corinna zu Sayn-Wittgenstein (Corina Larsen es su nombre de soltera) dio a conocer ayer miércoles detalles de la investigación abierta por la Fiscalía suiza sobre una donación millonaria que recibió en 2012. A través de su abogado, la empresaria germano-danesa aseguró que se trata de un «regalo» que le hizo el rey Juan Carlos para ella y para su hijo por el «cariño» que les tenía. Aseguró que en ningún caso está relacionado con las presuntas comisiones que se movieron en la adjudicación del AVE saudí a una contrata española por 6.700 millones de euros. Una concurso que se ejecutó en 2011 y que ahora indaga la Fiscalía Anticorrupción.

En un comunicado, el abogado Robin Rathmell confirmó que su cliente recibió esa donación como «un regalo no solicitado del Rey emérito», ya que don Juan Carlos había pasado varios años «de mala salud» durante los cuales Corinna le había cuidado. «La donación se documentó claramente como un regalo, y las empresas de servicios profesionales y los bancos realizaron el cumplimiento y la diligencia debida necesarios sobre los fondos. Nuestra cliente no tiene lugar en estos procedimientos (abiertos en Suiza) y aguardamos su pronta conclusión», señala el escrito.

Según adelantó El País, en el marco de estas pesquisas el fiscal suizo Yves Bertossa indaga una donación millonaria sospechosa que recibió Corinna desde una cuenta suiza vinculada a una fundación panameña llamada Lucum. En total, 65 millones de euros, según publicó el martes La Tribuna de Ginebra.

Imagen de Corina Larsen y Juan Carlos bailando. FOTO: EXTRACONFIDENCIAL.COM

La documentación se encontró en los registros ordenados por el fiscal suizo en los despachos del gestor de fondos Arturo Fasana y del abogado Dante Canonica, ambos vinculados a la supuesta trama, y, en el caso de Fasana, investigado en su día por el Gürtel: era quien movía los fondos en Suiza de varios imputados en la causa.

El letrado de Corinna también insistió ayer miércoles en que la empresaria «no participó» en los acuerdos que llevaron a la concesión de las obras del AVE a La Meca, los cuales «no tienen conexión» con los fondos de la donación. «Una mirada rudimentaria a la cronología del origen de los fondos muestra esto claramente», argumenta el abogado.

Aparte de la investigación de la Fiscalía suiza, en España hay abiertas diligencias fiscales secretas acerca de las presuntas comisiones por la adjudicación de la obra. Fuentes de la Fiscalía Anticorrupción se limitaron a señalar ayer que las autoridades suizas informaron de la donación al encargado del caso, Luis Pastor.

La inviolabilidad del Rey

El caso se remonta a julio de 2018, cuando se difundieron una serie de audios grabados por el comisario jubilado y en prisión provisional. José Manuel Villarejo, de una conversación con el empresario Juan Villalonga y la propia Corinna Larsen. Ella afirmaba que el Rey emérito había cobrado comisiones por la negociación de aquella adjudicación y señalaba a la mujer de un difunto traficante de armas como la encargada de repartirlas.

La revelación motivó la apertura de una pieza separada de investigación en el conocido como ‘caso Villarejo’ que instruye la Audiencia Nacional, aunque poco después se archivaron las actuaciones respecto de don Juan Carlos porque, por un lado, las afirmaciones sobre él se consideraban «extremadamente débiles» y, por otro, porque cuando tuvieron lugar los hechos aún era rey y, por tanto, era inviolable.

El juez Manuel García Castellón dio traslado no obstante a Anticorrupción para investigar la adjudicación del AVE a la luz de aquellos audios, pues en la conversación se identificaba tanto el contrato como las personas, los importes y las posibles ‘mordidas’ en una información que se complementaba con «otros documentos hallados» durante la instrucción judicial.

Así es como se abrieron las diligencias secretas en el Ministerio Público por los delitos de cohecho y de corrupción en las transacciones comerciales internacionales por parte de las empresas adjudicatarias (la UTE la formaban Renfe, Adif, Talgo, OHL o Indra, entre otras).En el marco de esta investigación, fiscales españoles tomaron declaración a Corinna en calidad de testigo en Londres en septiembre de 2019. Según su letrado, ésta reveló «los hechos limitados de los que tiene algún conocimiento».

Temas

Comentarios

Lea También