Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noticias Investigación

Crean un nanofármaco que mata las células cancerosas

Los investigadores han demostrado que esta nueva vía de tratamiento no tendría efecto alguno sobre las células sanas

AGENCIAS

Whatsapp
El artículo publicado demuestra la elevada selectividad de una nanomedicina basada en proteínas. foto: g. I.

El artículo publicado demuestra la elevada selectividad de una nanomedicina basada en proteínas. foto: g. I.

Un equipo de investigadores ha abierto una nueva vía para el tratamiento del linfoma no-Hodgkin más prevalente a través del uso de nanopartículas proteícas que eliminan selectivamente en un modelo animal las células responsables de su diseminación.

Concretamente, el descubrimiento lo han publicado investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (Ciber-BBN), del Instituto de Investigación Biomédica de Sant Pau (IIB Sant Pau) y de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) en la revista Haematologica, han informado los centros en un comunicado conjunto. El artículo publicado demuestra la elevada selectividad de una nanomedicina basada en proteínas, creada por los propios investigadores, para la entrega dirigida de una toxina en las células tumorales diana para inducir su muerte selectiva, produciendo un fuerte efecto antitumoral en un modelo animal con linfoma difuso de célula B grande.

El tratamiento

Esta nanopartícula puede ser desarrollada como un nanofármaco con objeto de introducir un tratamiento nuevo que podría ser utilizada en el 40% de pacientes con este tipo de linfoma que no responden a la terapia actual, evitando los efectos adversos asociados al tratamiento convencional.

En este sentido, los investigadores han demostrado que este nanofármaco actúa solamente sobre las células de linfoma CXCR4 positivas capaces de diseminar y anidar en médula ósea y ganglios linfáticos.

Este efecto selectivo del nanofármaco, que se ha descrito, se debe a la interacción específica entre un péptido direccionador que contiene la nanopartícula proteica que transporta la toxina y el receptor celular CXCR4 que se encuentra altamente sobreexpresado en las células del linfoma.

Cabe destacar que esta es la primera vez que se cuantifica la captación de una nanopartícula proteica en distintos órganos de una neoplasia hematológica, observando que el 86% de la dosis administrada se acumula en células cancerosas, una mejora sustancial con otras nanopartículas no proteícas u otros sistemas de direccionamiento de fármacos con los conjugados fármaco-anticuerpo, que solo alcanzan un 1% de la dosis en el tumor.

Tecnología disruptiva

Por ello, es una tecnología disruptiva que permite eliminar únicamente las células de linfoma, bloqueando su diseminación a los órganos sanos con posible afectación en este tipo de neoplasia, a la vez que evitar los efectos adversos asociados a los tratamientos convencionales.

Actualmente no existen fármacos en el mercado que eliminen selectivamente las células responsables de la diseminación metastásica, razón por la que el desarrollo de esta nanomedicina podría tener un alto impacto después de realizarse los ensayos necesarios para aplicarse en humanos.

Comentarios

Lea También