Cultura Recetas de mercado

Crema de marisco

Es un plato de alta cocina ya que se ha servido en los mejores restaurantes, y destaca por su presencia, textura y cremosidad

REDACCIÓN

Whatsapp
Crema de marisco

Crema de marisco

Para estos primeros días de frío, seguro que nos vienen bien unas recetas de sopa o crema calentitas. Por esta razón, esta semana nos hemos decantado por una sabrosa crema de marisco, un plato marinero muy popular en la costa cántabra y que está muy relacionado, por la cercanía geográfica, con la gastronomía francesa.

Podemos decir que es un plato de alta cocina, ya que se ha servido en los mejores restaurantes, por su presencia, textura, cremosidad… y su gran sabor que nos recuerda aires marinos. Ha pasado a las cocinas domésticas, también, como plato de fiesta en celebraciones familiares.

La receta de crema de marisco de esta semana es muy versátil porque se puede preparar con toda clase de mariscos que nos aportan elevados valores nutricionales, como vitaminas, proteínas y minerales; son muy recomendados por su bajo contenido en grasas y tienen pocas calorías. Preparados en cremas o sopas son altamente aconsejables por su fácil ingesta.

Un plato que no resulta difícil prepararlo, así que os animamos a hacerlo, y como siempre buscando en nuestro mercado los productos de proximidad que nos ofrecen todas las garantías de calidad y servicio.

Os proponemos el puesto Ferditast para encontrar los ingredientes como los mejillones, las gambas y el caldo de pescado. En este puesto cuentan con la mejor selección de productos de la mar.

INGREDIENTES PARA 4-6 PERSONAS:
• ½ Kg de mejillones
• 250 g. de gambas
• 250 g. de cigalas
• Caldo de pescado
• 1 cebolla mediana
• 1 puerro
• 2-3 zanahorias
• Un poco de apio
• ½  pimiento rojo 
• 1 pimiento verde
• 2-3 tomates maduros
• Azafrán
• Sal
• Pimienta
• 100 g de aceite de oliva virgen
• Un vaso de vino blanco o coñac
• 500 g de nata para cocinar
• Un poco de menta o perejil para decorar
• Daditos de pan tostado para decorar (opcional)

PREPARACIÓN 
1. Lavamos la cebolla, los pimientos, la zanahoria, el puerro y el apio y los picamos en juliana o en trozos pequeños. En una cazuela lo rehogaremos. Los tomates, los escalfaremos aparte para pelarlos bien y los incorporaremos al sofrito añadiendo el vaso de vino o coñac. Dejaremos que se vaya haciendo a fuego lento.
2. En una cazuela pondremos los mejillones para que se hagan al vapor y una vez hechos, quitaremos las cáscaras y reservaremos el líquido, previamente colado.
3. Limpiaremos las gambas y a las cigalas, quitándoles la tripa, ayudándonos de un cuchillo fino y rehogaremos las cáscaras en un poco de aceite, 1-2 minutos aplastándolas con un tenedor para que suelten todo el sabor. Cubriremos con agua y dejaremos en ebullición unos 5 minutos. Una vez pasado este tiempo colaremos todo este caldo.
4. Comprobaremos que el sofrito esté hecho y será entonces, cuando incorporaremos el caldo que habremos reservado junto con los mejillones, las gambas, las cigalas y el azafrán. Salpimentamos, dejando hervir 15-20 minutos a fuego lento. Podemos reservar unas cuantas gambas para la presentación del plato. Cuando haya pasado este tiempo, retiramos del fuego y una vez haya enfriado lo trituraremos y añadiremos la nata removiendo para que se mezcle y el resultado será una crema exquisita. Si ha quedado demasiado espesa, siempre podremos añadir algo más de caldo, que podemos tener ya hecho o comprado.
5. Al momento de servir, decoramos con las gambas, un poco de perejil y si tenemos pan tostado ponemos unos daditos. Si no disponemos, podemos cortar 2-3 rebanadas pequeñas de pan y ponerlas al horno un  momento hasta que se doren.6. Si nos ha gustado preparar esta receta, la guardaremos en nuestra memoria culinaria para ocasiones especiales en las que queramos quedar como unos consumados chefs. 
¡Buen apetito! 

Temas

Comentarios

Lea También