Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuentos, un refugio para la diversidad

Festival digital. Rostros conocidos del mundo de la música o el deporte leen los cuentos ganadores del Premi Pilarín Bayés

SÍLVIA FORNÓSTARRAGONA

Whatsapp
La ilustradora Pilarín Bayés. Foto: S.F

La ilustradora Pilarín Bayés. Foto: S.F

«Si tots els nens fossin iguals, com sabrien els pares qui són els seus fills? —dic jo content d’haver pogut entendre, finalment, aquella paraula que ens diu la senyoreta Marta: la diversitat». Así termina L’últim divendres del mes, uno de los cuentos ganadores del Premi Pilarín Bayés en la categoría de ciclo superior y escrito por los alumnos de sexto de la Escola La Bòbila de Cambrils. La 17 edición del certamen, convocado por la Editorial Mediterrània y Obra Social Sant Joan de Déu, se ha reinventado en un festival digital. Veinte rostros conocidos, como la misma Pilarín Bayés, las Macedònia, Manu Guix, Mag Lari, Juliana Canet, Ada Parellada, Tomàs Molina o Els Amics de les Arts, entre otros, son los encargados de poner voz –a través de Instagram– a cada una de las historias ganadoras, y que han encontrado en la temática de la diversidad su fuente de inspiración.

Tomàs Molina ha participado en el festival. Foto: S.F

«El festival virtual, al estilo de Las mil y una noches, es un regalo para los participantes que pueden escuchar como suenan sus narraciones en boca de referentes del mundo de la música, la televisión o el deporte», explica Alba Puig, directora editorial de la Editorial Mediterrània, quien recuerda que «el próximo 4 de junio a las 11 horas tendrá lugar la fiesta de entrega de los premios, de manera virtual, en el canal de YouTube de Solidaritat Sant Joan de Déu».

Por su parte, Diana Casellas Paulí, responsable de sensibilización de la Obra Social Sant Joan de Déu, explica que «cada año buscamos una temática vinculada al ámbito de los valores y el cuento es la guinda del proceso de reflexión que hacen los alumnos» y destaca que «Pilarín Bayés encarna a la perfección todos estos valores y es una persona con una gran sensibilidad social».

La experiencia

«Este año escogimos presentarnos de manera colectiva y sumar esfuerzos entre todos los niños y niñas. Desde el Àrea de Valors de la escuela trabajamos con los alumnos qué es la diversidad y por qué existe en la sociedad», explica Cristina López, tutora de la Escola La Bòbila de Cambrils. La misma reconoce que «ellos mismos llegaron a la conclusión de que como personas somos diferentes de los demás, pero tenemos el mismo derecho a ser iguales».

La Jana, de El Pot Petit. Foto: S.F

La encargada de leer en voz alta el relato ha sido la chef Ada Parellada quien ha puesto todos los ingredientes a su alcance para aliñar, de manera única, una historia que habla desde la inocencia sobre la inmigración. «A la nostra escola hi ha nens que tenen ulls verds, ulls negres, ulls blaus, ulls marrons… […] Bé, de fet sí què és veritat que tots som diferents a l’escola! Som tots nens i nenes però tots som diferents i a la vegada iguals!».

Ada Parellada leyó ‘L’últim divendres del mes’. Foto: S.F

De la provincia, entre los cuentos premiados también se encuentran –en las diferentes categorías– los relatos Els amics i els dilluns, con el pseudónimo Tatakis, de la Escola Joan Ardèvol de Cambrils; Baasima, el somriure etern, con el pseudónimo Creador de Somnis, de la Escola Sagrada Família de Tortosa; Som diferents, som iguals, con el pseudónimo Papallona Blanca, del Col·legi Sant Guzmán de Tarragona; El joc de la X, con el pseudónimo el Mag Lila, del Col·legi Maria Rosa Molas de Reus; y El cavall de les flors, con el pseudónimo Les flors del Prat, de la Escola Solcunit de Cunit.

Tortell Poltrona durante el festival. Foto: S.F

El músico Roger Canals ha leído esta semana el cuento El joc de la X creado por Hugo, alumno del Col·legi Maria Rosa Molas de Reus. «Hemos participado en ocasiones anteriores y esta edición es la primera que ganamos, por lo que estamos muy contentos», reconoce Helena Queralt, maestra de catalán. Del relato premiado, explica que «es un cuento muy tierno, que llega al alma y te hace emocionar». Por su parte, Rosa Berrocal, madre del joven autor, destaca del cuento «la sensibilidad de Hugo a la hora de escribir la historia y en la que relata, de manera encubierta, cosas suyas y de su familia».

Una oportunidad

En esta edición del Premi Pilarín Bayés han participado más de 6.900 niños y niñas de 150 escuelas de toda Catalunya, con un total de 987 cuentos, de los cuales 404 han sido escritos de manera individual y el resto de manera colaborativa entre los alumnos. Y es que para muchos centros educativos el certamen es una oportunidad para trabajar la expresión escrita. Así lo valora Roser Rumí tutora de la Escola La Ràpita de Lleida, que presentaron Un conte no contat, con el pseudónimo Tatisrevid. «Los certámenes de escritura son una oportunidad única para trabajar la expresión escrita, ya que desde la escuela buscamos contextualizar cualquier iniciativa en una situación comunicativa y competencial real», explica. En este sentido, la misma recalca que «nos gusta que los alumnos escriban por una razón de ser y además nos agraadó que la temática de este año fuera la diversidad, ya que todo el mundo habla de ello, pero realmente cabe preguntarse si hacemos lo suficiente».

Temas

Comentarios

Lea También