Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Debemos cortar de raíz la corrupción'

El Rey insiste en que los políticos deben estar limpios: 'Los ciudadanos necesitan estar seguros de que el dinero público se administra para los fines legalmente previstos'
Whatsapp

Felipe VI hizo una durísima crítica de la corrupción imperante entre numerosos políticos españoles y reclamó una profunda limpieza porque «las conductas que se alejan del comportamiento que cabe esperar de un servidor público, provocan, con toda razón, indignación y desencanto» en una situación de crisis económica que aún provoca mucho paro.

Resolver los problemas

El monarca admitió que hay una «seria preocupación social» pero advirtió que «no debemos dejarnos vencer por el pesimismo, el malestar social, o por el desánimo; sino afrontar con firmeza y eficacia las causas de esos problemas, resolverlos y recuperar el sosiego y la serenidad que requiere y merece una sociedad democrática como la nuestra».

Profunda regeneración

Citándose a si mismo, dijo que «el pasado mes de octubre afirmé en Asturias que necesitábamos referencias morales a las que admirar, principios éticos que reconocer, valores cívicos que preservar» y añadió «decía, entonces, que necesitábamos un gran impulso moral colectivo. Y quiero añadir ahora que necesitamos una profunda regeneración de nuestra vida colectiva. Y en esa tarea, la lucha contra la corrupción es un objetivo irrenunciable».

La mayoría, honrados

Felipe VI defendió la labor de laJusticia:«Es cierto que los responsables de esas conductas irregulares están respondiendo de ellas; eso es una prueba del funcionamiento de nuestro Estado de Derecho. Como es verdad también que la gran mayoría de los servidores públicos desempeñan sus tareas con honradez y voluntad de servir a los intereses generales».

Sin tratos de favor

También alertó que «es necesario –también y sobre todo– evitar que esas conductas echen raíces en nuestra sociedad y se puedan reproducir en el futuro. Los ciudadanos necesitan estar seguros de que el dinero público se administra para los fines legalmente previstos; que no existen tratos de favor por ocupar una responsabilidad pública; que desempeñar un cargo público no sea un medio para aprovecharse o enriquecerse; que no se empañe nuestro prestigio y buena imagen en el mundo».

Una España limpia

El Rey reclamó una limpieza, con la qu él mismo admitió que todos los ciudadanos estarían de acuerdo: «Pocos temas como éste suscitan una opinión tan unánime. Debemos cortar de raíz y sin contemplaciones la corrupción. La honestidad de los servidores públicos es un pilar básico de nuestra convivencia en una España que todos queremos sana, limpia».

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También