Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncian episodios vandálicos en los últimos dos meses en la Part Baixa de Tarragona

Fachadas y persianas de comercios pintadas, cristales rotos y botellas de alcohol vacías, entre algunas acciones

Carla Pomerol

Whatsapp
Las pintadas presiden la entrada de las escaleras mecánicas. FOTO: PERE FERRÉ

Las pintadas presiden la entrada de las escaleras mecánicas. FOTO: PERE FERRÉ

Otra de las preocupaciones de los vecinos de la Part Baixa de la ciudad es el vandalismo que, día tras día, viven sus calles. Pintadas en las paredes, cristales rotos, farolas sin cables, botellas vacías de alcohol tiradas al suelo, entre otras acciones. En este caso, las escaleras del Vapor vuelven a centrar todas las miradas. La Associació de Veïns del Barri del Port desconoce quiénes son los autores de los desperfectos, aunque sospechan que algunas son obra de los mismos pandilleros.

Hace aproximadamente dos meses, los vecinos de la zona se despertaron con los cristales de las escaleras mecánicas del vapor pintadas de color azul y negro. «Parece que es una firma de un grafitero , porque nos hemos encontrado otras pintadas del mismo estilo en otras zonas del barrio», explica la presidenta de la Associació de Veïns del Barri del Port, Rosa Puig. «Desde ese día, no hemos parado de ver pintadas: en la calle Rebolledo, en la calle Real, etc.», añade Puig. Los propietarios deben hacer frente a los gastos que supone limpiar las fachadas y persianas de los comercios. En algunas fachadas se encuentran mensajes con insultos en contra de Renfe y, en otras, «dibujos desagradables». La entidad vecinal asegura que «el incivismo había bajado un poco, pero estas últimas semanas ha vuelto a resurgir», asegura Puig, quien añade que «creo que se trata de algún grupo organizado, ya que no es normal tantas pintadas del mismo estilo».

Uno de los puntos más preocupantes para los vecinos es el espacio de los Jardins del Vapor, un jardín situado al lado de las escaleras mecánicas que se encuentra en un estado deplorable. Los cristales rotos y las botellas de alcohol conviven con los restos romanos ubicados en el lugar. «Es muy triste que el patrimonio esté tan poco valorado y que el Ayuntamiento no haga algo para solucionar el problema. Que pongan unas vallas», propone uno de los vecinos. El principal miedo es que ahora llega el buen tiempo y «es cuando más jóvenes se dedican a hacer botellón en la zona», explican.

Por otro lado, la entidad vecinal también denuncia la situación en que se encuentra el paso inferior que enlaza la Plaça dels Carros con el Port Esportiu. «Las escaleras mecánicas no funcionan porque las estropean, no hay luz en el interior y el ascensor da asco», asegura la presidenta de la asociación, Rosa Puig, quien añade que «esto no es culpa ni de los políticos ni del Ayuntamiento. Esto es culpa del incivismo de la gente». La entidad vecinal lleva años denunciando este problema.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Lea También