Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenido uno de los fugitivos españoles más buscados que llevaba 13 años huyendo

Antonio Jesús Barge Valdés está acusado de varias tentativas de asesinato, robo y tráfico de drogas

EFE

Whatsapp
Imagen de los fugitivos españoles más buscados actualmente por la Policía Nacional. Foto: @policia

Imagen de los fugitivos españoles más buscados actualmente por la Policía Nacional. Foto: @policia

La Policía Nacional ha detenido en el barrio madrileño de Aluche a Antonio Jesús Barge Valdés, acusado de varias tentativas de asesinato, robo y tráfico de drogas y considerado uno de los fugitivos españoles más buscados por las fuerzas de seguridad pues se encontraba huido desde hace trece años.

Fuentes de la investigación han destacado a Efe que la "captura" de Barge Valdés, de 49 años, era un "objetivo prioritario" desde hace más de una década para la Policía, por lo que con su detención se cierra el capítulo de uno de los fugitivos más buscados y peligrosos.

Su historial delincuencial arrancó, recuerda la Dirección General de la Policía en un comunicado, en 1989 cuando atracó una joyería en Toledo. Tenía 21 años y era guardia civil en activo.

En su huida en un coche de un oficial de la Academia de Infantería de la Guardia Civil hirió de gravedad a tres policías nacionales y un vigilante de seguridad por varios disparos, si bien horas después es arrestado en el municipio toledano de Illescas.

Condenado a más de 40 años de cárcel, Antonio Jesús Barge Valdés fue detenido por segunda vez en 1999 cuando, en un permiso penitenciario, intentó fugarse al verse involucrado en una operación antidroga en la que se intervinieron 40.000 pastillas de éxtasis.

Dos años después, en 2001, y aprovechando otro permiso causó lesiones de gravedad a dos guardias civiles en Villalba (Madrid), aunque fue finalmente en otra salida carcelaria en 2004 cuando logró huir.

Tras trece años de investigaciones y rastreos de 20.000 identidades de hombres y pesquisas en todos los gimnasios de Móstoles donde le situaban las últimas informaciones recibidas, hoy agentes del Grupo especial de Operaciones le han arrestado a las ocho de la mañana en la calle Camarena del barrio de Aluche.

En el momento de su arrestado ha intentado exhibir un viejo carné profesional de guardia civil, han apuntado las fuentes consultadas que han resaltado las medidas de seguridad que adoptaba el detenido para no ser localizado y que denotaban que conocía, por su pasado como guardia civil, las protocolos de las fuerzas de seguridad para dar con el paradero de fugitivos.

De hecho, la Policía estuvo cerca de él en 2010 en un dispositivo sobre una trama de tráfico de armas, aunque eludió finalmente su arresto.

Temas

Comentarios

Lea También