Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenidos ocho de los agresores de los guardias civiles de Alsasua

Interior dice que la operación Ausiki es una ‘muestra del firme compromiso para mantener los principios del Estado de Derecho’

Whatsapp
Momento de la concentración ayer en Alsasua, de familiares y amigos de los detenidos. FOTO: JESÚS DIGES/EFE

Momento de la concentración ayer en Alsasua, de familiares y amigos de los detenidos. FOTO: JESÚS DIGES/EFE

Melchor Sáiz-Pardoç

La Guardia Civil detuvo ayer a ocho de los supuestos agresores de un teniente y un sargento del instituto armado y de sus parejas que tuvo lugar la madrugada del 15 de octubre en la localidad navarra de Alsasua. La redada, coordinada por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, se produjo cuatro días después de que la magistrada reclamara para sí la investigación tras considerar que la paliza a los dos agentes y sus novias fue un acto de terrorismo. Los arrestados fueron conducidos al tribunal.

La denominada ‘operación Ausiki’ (mordisco en euskera) empezó simultáneamente en Pamplona, Alsasua, Salvatierra, Vitoria y Madrid. Los agentes tenían órdenes de detener a nueve de los doce individuos identificados por participar en la paliza en las inmediaciones del ‘bar Koxka’. Uno de los sospechoso no pudo ser arrestado por no encontrarse en su domicilio. De la docena de supuestos agresores, tres ya habían sido encausados por la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona, María Paz Benito, que en principio se había hecho cargo de las investigaciones, aunque solo por los delitos de lesiones y atentado contra la autoridad.

El jueves la juez Lamela, en un auto en el que reclamaba al Juzgado de Instrucción 3 de Pamplona la causa que investiga la agresión, ya reveló que la Guardia Civil había identificado a doce personas por el ataque en el que participaron casi medio centenar de personas. Los doce sospechosos, según explicó la instructora, son miembros del Movimiento Ospa, responsable de la campaña de la izquierda abertzale ‘Alde Hemendik’ (Fuera de Aquí) contra las fuerzas de seguridad del Estado. La juez afirmó que los doce «conocían con anterioridad la condición de guardias civiles del teniente y el sargento, siendo esta única y exclusivamente la causa por la que los agentes fueron insultados y golpeados».

El Ministerio del Interior aseguró en una nota que la ‘operación Ausiki’ es «una muestra del firme compromiso de la Guardia Civil para mantener los principios del Estado de Derecho».

Temas

  • PANORAMA

Comentarios

Lea También