Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Diez tendencias digitales que cambiarán nuestro trabajo

Nuria Oliver, hasta hace pocas semanas directora científica de Telefónica I+D, enumeró esta semana en Vila-seca varias claves de nuestro futuro laboral

Rafael Servent

Whatsapp
Diez tendencias digitales que cambiarán nuestro trabajo

Diez tendencias digitales que cambiarán nuestro trabajo

El proceso de digitalización nos ha cambiado y nos cambiará todavía más. En el mundo hay, a día de hoy, más teléfonos móviles que personas (y que cepillos de dientes). En 2020 habrá 50.000 millones de dispositivos conectados a Internet, que irán desde maquinaria industrial a electrodomésticos, pasando por automóviles o instrumentos médicos. Y si Facebook fuese hoy un Estado, sería –con sus 1.600 millones de ‘habitantes’– el más poblado del mundo, por delante de China. El cambio es imparable, y va a más.

Nuria Oliver, hasta hace pocas semanas Directora Científica en Telefónica I+D y hoy research affiliate en DataPopAlliance –organización internacional sin ánimo de lucro cuyo fin es contribuir a aplicar al Bien Social todo el potencial del Big Data–, desglosó esta semana en Vila-seca (en el marco de la XV Jornada Gresol) diez tendencias digitales que cambiarán nuestro trabajo. Muchas de las profesiones que ejerceremos en los próximos años todavía están por nacer. 

1. La oficina menguante: The Disappearing Office es el término usado para definir una tendencia global en la que las oficinas físicas, tal y como las hemos conocido hasta ahora, van a desaparecer. Gracias a la digitalización, ya podemos trabajar desde cualquier lugar, y vamos a ser cada vez más quienes lo hagamos. Reuniones holográficas y entrevistas con realidad aumentada son posibles hoy, y su crecimiento exponencial podría estar a la vuelta de la esquina para algunos sectores. Los resultados de esta tendencia han sido ya ampliamente estudiados y medidos. Entre las conclusiones está el dato de que un 80% de quienes teletrabajan consideran que tienen menos estrés y son más productivos.

2. Tiempo de freelancers: El concepto de tener una misma carrera profesional para toda la vida va a desaparecer. En un futuro próximo será habitual lo que ya es mayoritario en algunos segmentos de profesionales: cambiaremos de profesión diversas veces, y trabajaremos por proyectos, como autónomos. La tendencia será, cada vez más, contratar equipos de profesionales para arrancar y llevar adelante un proyecto hasta que, una vez culminado, se disuelva ese equipo. Con la experiencia acumulada, cada uno de los miembros que participaron en el proyecto buscará nuevos retos profesionales.

3. Talento colectivo: El Crowdsourcing aprovecha la inteligencia colectiva de las masas para un proyecto. Generación de contenidos o concursos de ideas innovadoras son sólo algunos ejemplos de las aplicaciones de esta herramienta. El principio es que, cuanto más abramos las oportunidades de aportar valor, menos talento dejaremos escapar. 

4.Trabajo cuantificado: «Lo que no se mide no se puede mejorar». Es una frase clásica en el mundo de la gestión. Gracias a la digitalización, hoy podemos medir casi cualquier cosa. Por supuesto, el trabajo. El Quantified Work se encarga de cuantificar y medir nuestro trabajo, cambiando radicalmente las reglas del juego. Todo lo que hagamos en nuesto ámbito laboral es susceptible de ser medido hasta el último detalle.

5. Gamificación: La gamificación (Gamification) es, según la más reciente definición de Gartner, «el uso de mecánicas de juego y de diseños de experiencias para implicar y motivar digitalmente a la gente para que alcancen sus objetivos». Al aplicar esta herramienta –hasta hace bien poco, utilizada principalmente en el márketing– al área de Recursos Humanos, se abre la posibilidad de ‘gamificar’ nuestra productividad. 

6. Aprendizaje continuo: La democratización de la educación a partir de la eclosión de los MOOC (Masive Open Online Courses) o cursos masivos abiertos en línea, ha disparado las posibilidades del Lifelong Learning (aprendizaje continuo), abriendo la oportunidad a que la gente siga aprendiendo durante toda su vida.

7. Nueva relación con las empresas: Las empresas son cada vez menos una mera fuente de salario a cambio de trabajo. Los trabajadores son colaboradores a los que se les retribuye con dinero, pero también con experiencias, formación, proyección profesional o servicios. Los trabajadores se transforman en embajadores de marca, cooperan, ayudan a construir. La gente quiere trabajar en empresas porque ofrecen oportunidades para vivir mejor.

8. Robótica: La robotización, iniciada hace ya décadas en el sector industrial, va a tener un impacto en muchas otras áreas de nuestras vidas, que irán desde la asistencia a personas con necesidades de movilidad hasta las terapias psicológicas, pasando por la venta en establecimientos comerciales.

9. Inteligencia Artificial: Considerada una extensión de la robotización, la Inteligencia Artificial transformará nuestros robots y tendrá un gran impacto en nuestras vidas, aunque sea de manera invisible. Los empleos del sector servicios se verán muy impactados por esta tecnología, capaz de diagnosticar enfermedades, de hacer análisis legales o incluso de emular procesos artísticos mediante redes neuronales. El telemarketing tiene los días contados con la irrupción de los nuevos chat bots diseñados para interactuar con personas. 

10. Humanidad Aumentada: Bajo el término Augmented Humanity se incluyen todos aquellos dispositivos tecnológicos integrados en nuestro organismo capaces de dotarnos de capacidades aumentadas. Implantes cerebrales para la comunicación cerebro a cerebro (brain to brain), prótesis neuronales, neuronanotecnología o neurofarmacología son algunos de ellos.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También