Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

ENTREVISTA: 'Lo que ha pasado no tiene nada que ver con el Islam'

Enric Vendrell (Tarragona, 1963) es licenciado en Derecho por la UNED y diplomado en Gestió y Administració Pública por la Universitat Internacional de Catalunya. Desde junio de 2013 es director general d'Afers Religiosos del Govern. Aquí analiza lo sucedido en Francia.
Whatsapp
El tarraconense Enric Vendrell, director d'Afers Religiosos de la Generalitat, analiza los atentados y sus consecuencias. Foto: Pere Ferré

El tarraconense Enric Vendrell, director d'Afers Religiosos de la Generalitat, analiza los atentados y sus consecuencias. Foto: Pere Ferré

-¿Qué siente después de lo sucedido?

-De entrada, condeno con toda la rotundidad esta atrocidad, es una barbaridad. Una vez haces eso y expresas la solidaridad con las familias de las víctimas, hay que ir un paso más allá.

 

-¿Cuál es la lectura?

-La ciudadanía tiene que entender que lo que ha sucedido no tiene nada que ver con el Islam. Entre todos hay que ir repitiéndolo y nos tenemos que concienciar, porque los propios musulmanes lo dicen.

 

-Dicen que se puede expandir la islamofobia. ¿Hay que estar preocupados por eso?

-Es algo que está pasando en Europa y nos gustaría que aquí no sucediera. No nos podemos dejar arrastrar por esto y esa es mi gran preocupación. Hablamos de cuatro terroristas descerebrados que hacen un uso perverso de la idea religiosa. Los propios musulmanes están horrorizados.

 

-¿Está en peligro la convivencia en Catalunya?

-Hay que vigilar para que no se degrade. El otro gran mensaje que hay que dar es que no podemos dar ni un paso atrás. El presidente de Francia decía que todo esto había pasado por ser un país de libertad. Yo digo: ‘Nosotros lo somos y lo queremos seguir siendo’. Hay que cerrar filas en la defensa de este marco común, de este modelo de libertad que tenemos.

 

-No parece fácil eso…

-Lo peor que puede pasar es que la diferencia no se conozca. Ante lo que no conocemos, damos dos pasos atrás. Cualquiera debe poder vivir sus creencias con libertad.

 

-¿Cómo se frena el rechazo?

-Con educación, con formación sobre esa diversidad. En Catalunya conviven con mucha paz hasta 13 religiones diferentes. Siempre es mejor prevenir que curar y la mejor prevención es la educación. El gran reto como país es que la diversidad no sea asociada a problemática. La diversidad nos enriquece.

 

-Pero estos ataques parece que complicarán ese objetivo.

-No ayudan, y nos harán muy difíciles las cosas si llegamos a un escenario en el que por un lado tenemos a los que practican al cristianismo, por el otro a los que siguen el islamismo… y ni se hablan ni se conocen. Ese escenario, a la larga, te lleva al enfrentamiento. Hay que trabajar por una única sociedad, igual que lo hemos hecho por la integración en una única escuela.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También