Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Club Vaixell de Tarragona, 50 años junto a los jóvenes con discapacidad

Al amparo de la Fundació Sant Joaquim i Santa Anna, busca ofrecer experiencias de ocio para estas personas

Joan Boronat

Whatsapp
El Club Vaixell de Tarragona estará presente en la fiesta del libro y la rosa en la Rambla Nova. FOTO: DT

El Club Vaixell de Tarragona estará presente en la fiesta del libro y la rosa en la Rambla Nova. FOTO: DT

El Club Vaixell de Tarragona es un centro de referencia para personas con diversidad funcional que celebra ahora el 50 aniversario de su creación, al amparo de la Fundació Sant Joaquim i Santa Anna. Tiene como objetivo ofrecer experiencias, dentro del ámbito del ocio, para enriquecer las relaciones, las habilidades sociales y la autonomía de estas personas.

En la Diada de Sant Jordi, el Club Vaixell se hará presente en la fiesta del libro y la rosa, en la Rambla Nova de Tarragona, a través del estand de venta, para ofrecer diversos elementos relacionados con el evento, y que sus miembros han venido trabajando en los talleres, durante varias semanas.

El colectivo del Vaixell ha estado preparando con entusiasmo y esmero el Sant Jordi, para abrirse un año más a la ciudadanía. En la sede social del centro, situada en la calle Taquígraf Martí número 11, bajos, durante la tarde y asesorados por monitores y voluntarios, los jóvenes han elaborado buenos ramos de rosas de goma eva y también puntos de libro, a la vez que se han ocupado de la recogida de libros de segunda mano, para vender en la parada de la Rambla.

La fiesta de Sant Jordi es una buena oportunidad «para dar a conocer y divulgar, en el corazón de la ciudad, la labor que estamos desplegando en el Club Vaixell», explica Núria Loras, miembro de la Comisión del Cincuentenario de la entidad. Subraya que la recaudación de ese día será destinada a financiar las actividades que desarrollan «y preferentemente para cubrir el gasto que conlleva la organización de las colonias».


Medio siglo de singladura
El Club Vixell está de celebración, con sus cincuenta años de navegación, y afronta con ilusión su singladura. Para conmemorar la efemérides se llevan a cabo diversas actividades, y entre las se han celebrado destaca la edición de un calendario solidario, la participación del Club por Carnaval y la misa de acción de gracias del pasado ocho de abril.

Otras actividades previstas son, la presentación de un libro que recogerá el medio siglo de historia, se creará un gegantó para el séquito popular de la ciudad, se organizarán carreras deportivas, caminatas, una gYmkana y cena, con velada festiva, para concluir el programa.

Los orígenes del Club Vaixell se remontan al año 1966, cuando mosén Joan Tomàs Bartolí organizó las primeras colonias para personas con discapacidad. De su éxito surgió la entidad, referente en el territorio y un modelo que progresivamente se ha implantado en otras partes de la península.

El Club Vaixell ofrece un amplio abanico de actividades, de octubre a junio. De lunes a viernes se realiza la actividad de centro abierto (expresión corporal, deporte, refuerzo escolar o teatro) y la catequesis especial. Los sábados por la tarde es tiempo de ocio, donde chicos y chicas se organizan en grupos por edades, y una vez al mes hay el encuentro de la comunidad Fe i Llum.

El legado de Mn. Tomàs es este proyecto inclusivo de la Iglesia y la sociedad; unas familias unidas gracias a la condición de sus hijos, y un equipo de personas voluntarias «dispuestas a remar en este barco, sin más pretexto que la satisfacción de sumarse al proyecto, para su crecimiento, día a día, año tras año», afirma Núria Loras.

Temas

  • PANORAMA

Lea También