Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El FMI pide verificar la búsqueda activa de empleo para cobrar el paro

El organismo aconseja en su informe sobre España facilitar aún más el despido, implantar el contrato único y el copago sanitario

Whatsapp
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. FOTO: GIAN EHRENZELLER/EFE

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. FOTO: GIAN EHRENZELLER/EFE

D. Valera

El FMI volvió a utilizar la táctica del palo y la zanahoria en su informe anual sobre España. Por un lado, el documento publicado ayer avala la «fuerte» recuperación económica del país y reconoce que el crecimiento del PIB y del empleo son «muy superiores» a la media de la zona euro pese al «prolongado periodo de incertidumbre política» de 2016.

Sin embargo, el documento de los ‘hombres de negro’ da un tirón de orejas al Ejecutivo al recordar que los «ajustes aún no están completos y los problemas estructurales persisten». Y el principal de todos ellos es el elevado paro. La receta del organismo es doble. Por un lado, controlar que el parado realiza una búsqueda de empleo activa para cobrar las prestaciones. Por otro, profundizar en la reforma laboral para facilitar más el despido.

«El desempleo de larga duración y el paro juvenil siguen siendo dolorosamente elevados», recoge el informe. Para solucionarlo el organismo que dirige Christine Lagarde considera urgente modificar las políticas activas de empleo. En concreto, defiende la necesidad de crear un perfil con las características del parado para lograr una asistencia más personalizada. Asimismo, apuesta por «verificar» que los desempleados realizan una búsqueda activa de un trabajo y participan en programas de formación y activación para poder «recibir las prestaciones». Otro de los problemas es la dualidad del mercado laboral por la alta temporalidad, algo que afecta sobre todo a los más jóvenes y que «aumenta la desigualdad».

El FMI considera necesario hacer los contratos indefinidos «más atractivos para los empleadores». Para solucionarlo apuesta por un modelo de contrato único indefinido con una indemnización creciente. Una medida rechazada por los sindicatos y el Gobierno, que en su pacto con Ciudadanos limitaba los contratos a tres (fijo, temporal y de formación).

El FMI es consciente de que esta idea no cuenta con un respaldo político y por eso propone otra alternativa que tiene más adeptos: la mochila austriaca. Un modelo mediante el cual el trabajador acumula cada año una cantidad en concepto de indemnización por despido que puede trasladar a otros empleos posteriores independientemente del tipo de contrato. En cualquier caso, el FMI reconoce que en España hay sectores con importante peso en la actividad económica que tienen un carácter estacional, como el turismo o la agricultura. Por eso también considera que en esos ámbitos concretos siga existiendo el contrato temporal.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También