Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Gobierno abre la puerta a rebajar los impuestos a partir de 2018

La medida afectaría especialmente al IRPF y llegaría una vez que el país logre bajar del límite de déficit del 3% y si el crecimiento se mantiene en tasas apreciables

D.Valera

Whatsapp
El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, antes de su comparecencia en la Comisión de Presupuestos. FOTO: E. NARANJO/EFE

El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, antes de su comparecencia en la Comisión de Presupuestos. FOTO: E. NARANJO/EFE

Todavía con los Presupuestos de 2017 sin haber sido aprobados en el Congreso -la próxima semana se celebrará el decisivo debate de enmiendas a la totalidad- el Gobierno ya abre la puerta a una rebaja de impuestos a partir del próximo ejercicio. Eso sí, siempre que se mantenga el crecimiento económico y se cumplan los objetivos de déficit. Y para eso considera imprescindible sacar adelante las cuentas públicas de este año. «En el futuro hay que hacer más de lo mismo para ganar credibilidad y generar cerca de 500.000 empleos anuales», explicó ayer el secretario de Estados de Presupuestos, Alberto Nadal. En su opinión, esta política permitirá «tocar figuras impositivas con impacto en el crecimiento» además de mejorar las inversiones públicas y los recursos en I+D+i.

Aunque Nadal no hizo una mención a ningún impuesto en concreto, la intención de Hacienda siempre ha sido rebajar el IRPF cuando el déficit caiga por debajo del 3% y España salga del programa de vigilancia exhaustivo de la UE. Algo que, en principio, deberá ocurrir en 2018 cuando el desfase entre ingresos y gastos se sitúe en el 2,2%. De hecho, el acuerdo de investidura entre el PP y Ciudadanos ya contempla la reducción de este tributo dos puntos cuando España cumpla con la senda de estabilidad de Bruselas. El propio Nadal recordó que en 2015 y 2016, cuando la situación económica lo permitió, el Ejecutivo ya rebajó el IRPF (lo había subido nada más llegar Rajoy a la Moncloa a finales de 2011) y también Sociedades.

Una rebaja que según reconoció el secretario de Estado fue más intensa de lo previsto (unos 4.000 millones) y provocó que España incumpliera «por primera vez» el objetivo de déficit pactado, lo que estuvo a punto de costarle una sanción de la Comisión Europea. Y es que Nadal resaltó que España, salvo en 2015, «siempre ha cumplido el déficit nominal o el estructural» pactado con la UE. Eso sí, reconoció que los objetivos de Bruselas se han ido «adaptando» a la situación económica -lo que ha provocado varias prórrogas y flexibilizaciones de la senda-.


Bebidas azucaradas, no
Por otra parte, los ingresos fiscales avanzaron a buen ritmo en los primeros cuatro meses del año. En concreto, hasta abril la recaudación tributaria aumentó un 11%, según los datos avanzados ayer por el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya. La subida más espectacular se produce en el primer pago fraccionado en Sociedades con un aumento de los ingresos superior al 100%.

Además, Fernández de Moya insistió en que «no se contempla» la creación de un impuesto a las bebidas azucaradas este año a pesar de que se incluyó en el Plan de Estabilidad enviado a Brusela y con el que se pretendían recaudar 220 millones.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También