Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Gobierno plantea compatibilizar el cobro del 100% de la pensión y trabajar

Hasta ahora sólo se puede hacer compatible el 50% de la pensión con el sueldo de un trabajo por cuenta ajena o propia

Amparo Estrada

Whatsapp
Los jubilados podrían hacer compatible el cobro de la pensión con su empleo habitual. FOTO: PF/DT

Los jubilados podrían hacer compatible el cobro de la pensión con su empleo habitual. FOTO: PF/DT

El Gobierno quiere que se pueda compatibilizar el cobro del 100% de la pensión con un empleo para quienes decidan seguir trabajando una vez alcancen la edad de jubilación ordinaria (en estos momentos 65 años y 4 meses). Hasta ahora, sólo se permite compatibilizar el cobro del 50% de la pensión de jubilación con un trabajo por cuenta propia o ajena, ya sea a jornada completa o a tiempo parcial.

Así lo anunció este jueves la ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, Fátima Báñez, que dijo que si se produce la investidura de Mariano Rajoy el Ejecutivo tiene intención de aprobar esta medida y cumplir lo que aparecia en su programa de gobierno.

La ventaja para quien quiera ser ‘pensionista activo’ es que podrá complementar la prestación social con un salario y que, si desea seguir trabajando, no tendra que renunciar a una parte de la pensión durante el tiempo que prolongue su actividad laboral. El beneficio para la Seguridad Social es que ingresará una parte de las cotizaciones. En la norma aprobada en 2013 y actualmente en vigor, mientras se realiza el trabajo compatible se cotiza por incapacidad temporal (1,75%, del que 1,46% corre a cargo de la empresa y 0,29% a cargo del trabajador) y por accidentes de trabajo; además, se añade una ‘cotización especial de solidaridad’ del 8% en el trabajo por cuenta ajena (6% a cargo de la empresa y 2% a cargo del trabajador). En cuanto a las empresas, no está tan claro si verán un beneficio en este gancho para que los ciudadanos sigan con su trabajo una vez alcanzada la edad de jubilación. Como explica Iñigo Sagardoy, socio director de Sagardoy Abogados y presidente de Foro Español de Abogados Laboralistas, la empresa «no puede obligar a un trabajador a jubilarse».

Por lo tanto, si el empleado quiere seguir trabajando y compatibilizarlo con la pensión, la empresa que quiera prescindir de él tendrá que despedirlo o llegar a un acuerdo.

Respecto al agotamiento de la ‘hucha’ de las pensiones, la ministra de Empleo en funciones matizó que el Fondo de Reserva es un instrumento de uso temporal, una herramienta financiera pero «no un fin en sí mismo» y subrayó que no todos los países europeos lo tienen. Incluso los que lo tienen, como Alemania o Francia, el nivel de fondos de que disponen es ligeramente inferior al de España.

Tras insistir en que las pensiones se pagan con empleo, durante su intervención en una jornada organizada por Unidad Editorial, Báñez reclamó tranquilidad: «Tenemos que preocuparnos pero también mirar con tranquilidad y responsabilidad como hemos hecho hasta aquí».

Y apuntó que el ritmo de incremento de la recaudación de la Seguridad Social es superior al ritmo de afiliación. «Esa es la esperanza del sistema», dijo.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También