Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Gobierno prevé que este año se creen 506.000 nuevos empleos

Revisa a la baja la tasa de paro y la sitúa en un 16,6%. Pronostica una subida del precio del petróleo y de los tipos de interés

Amparo Estrada

Whatsapp
Los ministros De Guindos, Méndez de Vigo y Montoro, y la vicepresidenta Saénz de Santamaría, ayer en La Moncloa. Foto: barrenechea/efe

Los ministros De Guindos, Méndez de Vigo y Montoro, y la vicepresidenta Saénz de Santamaría, ayer en La Moncloa. Foto: barrenechea/efe

El Gobierno español pronostica para este año 2017 la creación de más de medio millón de empleos (506.000) con un crecimiento de la economía del 2,5%. El cuadro macroeconómico incluido en el proyecto de Presupuestos del Estado para 2017 que aprobó ayer el Consejo de Ministros para su remisión al Congreso de los Diputados dibuja un entorno menos favorable que el del año pasado: vuelve la inflación (1,5%), suben los tipos de interés (el Estado tendrá que pagar de media un interés del 2% en la deuda pública a 10 años cuando el año pasado fue el 1,4%) y el petróleo será más caro (56,4 dólares el barril frente a los 44,8 de 2016).

A pesar de ello, las previsiones para el mundo laboral mejoran. La tasa de paro se reduce en dos puntos porcentuales hasta el 16,6% en términos EPA, el nivel más bajo desde que comenzó la crisis, y el número de parados se situará en 3.780.000 desempleados, 458.000 menos que el año pasado. La diferencia entre la reducción de parados y el aumento de empleos se debe a la evolución de la población activa, que descenderá, según las estimaciones del Gobierno.


Por primera vez desde 2008
Sería la primera vez desde 2008 que España estaría por debajo de los cuatro millones de parados. En términos de contabilidad nacional, que calcula las medias anuales y no el cierre del año, la tasa de paro en este ejercicio sería del 17,5%, una décima menos de su anterior estimación.

No obstante, el número de ocupados seguirá un millón de trabajadores por debajo del récord alcanzado en los años previos a la crisis, ya que se situará ligeramente por encima de los 19 millones. Una cifra insuficiente para que la Seguridad Social pueda cubrir con los ingresos procedentes de cotizaciones el gasto en pensiones.


Crecimiento del 2,5% revisable
En cuanto al crecimiento económico, la previsión del 2,5% está claramente por debajo de las que maneja ahora mismo la mayoría de los analistas, que ronda el 2,8%. El ministro de Economía, Luis de Guindos, reconoció que son «prudentes» y «cautas» como lo han venido siendo en los últimos años a la hora de elaborar los Presupuestos y que podría acabar creciendo más del 2,5%. Por eso, como también ha ocurrido en los ejercicios precedentes, podría revisarse esa previsión en la actualización del plan de estabilidad que se envía a Bruselas.

La aportación del sector exterior al crecimiento del PIB será positiva por segundo año consecutivo. Las exportaciones no perderán impulso, incluso lo aumentarán (crecerán un 5,1%) y las importaciones también aumentarán con fuerza (un 4,3%).

Sin embargo, el Gobierno proyecta un cierto debilitamiento en el ritmo de crecimiento de la inversión, que de aumentar el 3,1% el año pasado lo hará sólo a una tasa del 2,6% en este ejercicio. Y esta pérdida de vigor corresponde en exclusiva a la inversión en bienes de equipo, que es la que ralentiza su ritmo: crecerá un 3,5% en 2017 frente al 5% de 2016. Por su parte, la inversión en construcción se mantendrá con un incremento del 1,9%.

La tasa de incremento del consumo privado también se debilitará. El Ministerio de Economía estima un incremento del 2,6% (fue del 3,2% en 2016) mientras que el consumo de las administraciones públicas se mantiene en el 0,8%. Por todo ello, la aportación de la demanda nacional se reduce a 2,1 puntos (2,8 en 2016).


Préstamo para las pensiones
Una de las grandes novedades de los Presupuestos de 2017 la desveló el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al anunciar que contemplan «un préstamo del Estado a la Seguridad Social» para el pago de las pensiones.

El ministro no lo cuantificó, pero responde a la necesidad que tiene el sistema para hacer frente a las pagas extra de estas prestaciones en un año en el que está previsto que se agote el fondo de reserva.

Y es que la Seguridad Social cerró el año pasado con el mayor déficit de su historia (18.700 millones) equivalente al 1,6% del PIB y la previsión es que este año acabe en el 1,4%.

Una reducción insuficiente para evitar el deterioro de la hucha de las pensiones, que llegó a tener 66.815 millones en 2011 y de los que apenas quedan 15.000 millones.

Montoro resaltó que las cuentas recogen un aumento de la financiación de las comunidades autónomas de 5.387 millones procedentes de la mejor previsión de recaudación tributaria. Este importe es fundamental para que muchos gobiernos regionales cumplan sus objetivos de déficit.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Lea También