Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Gobierno promete reforzar la sanidad y pide unidad política frente al coronavirus

Sánchez advierte que los más duro de la crisis "está todavía por llegar" y recuerda las medidas económicas que llevará a cabo el Ejecutivo

Diari de Tarragona

Whatsapp
El presidente Pedro Sánchez durante su comparecencia de este miércoles. Foto: EFE

El presidente Pedro Sánchez durante su comparecencia de este miércoles. Foto: EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha prometido que el Gobierno revisará el sistema sanitario cuando pase la epidemia del coronavirus para reforzarlo y ha pedido a los partidos "unidad política" para afrontar esta crisis, en la que ha alertado que "lo más duro está por llegar". 

En su comparecencia de este miércoles en el Congreso, Sánchez ha justificado el momento en el que se decretó el estado de alarma, que fue, según ha dicho, "cuando se tuvo la certeza de que resultaba imprescindible", porque "los derechos que restringe y los bienes que pone en juego son suficientemente valiosos para ser preservados hasta ese instante".

El jefe del Ejecutivo ha advertido que lo más duro de esta crisis "está todavía por llegar" y se producirá cuando el sistema sanitario "reciba el impacto de mayor número de personas contagiadas". "Hasta que la vacuna llegue, nosotros somos la vacuna", ha dicho Sánchez para después pedir "sacrificio y unión" e insistir en que cada persona que se quede en casa "suma para salvar vidas y ayuda a doblegar la curva". "Cada uno de nosotros somos el cortafuegos que puede frenar este incendio y ponerle fin lo antes posible", ha señalado.

Además, Sánchez ha confirmado que cuando concluya esta pandemia el Ejecutivo presentará el proyecto de unos presupuestos generales del Estado de "reconstrucción social y económica" para los que espera contar con el "apoyo de todas las fuerzas políticas".
"Estamos hablando de unos presupuestos para reconstruir nuestro país", ha subrayado Sánchez, quien ha reiterado que estas cuentas serán "extrasociales" e irán "hacia la defensa de la economía y la protección de las familias y las empresas".

Mensaje de tranquilidad en momentos difíciles

Junto al anuncio de las cuentas, Sánchez también ha avanzado que cuando pase esta situación el Gobierno impulsará una comisión de estudio y evaluación que analice "con rigor" la situación de la sanidad y elabore un libro blanco con los "ajustes y cambios" que muestren necesarios.

"Puede ser la primera lección de esta emergencia, que protejamos el sistema salud y reforcemos el estado de bienestar, ha dicho el jefe del Ejecutivo, quien al comienzo de su discurso ha recordado a los fallecidos por esta enfermedad y ha enviado un mensaje de cariño a sus familias y amigos.

El presidente del Gobierno ha enumerado todas y cada una de las medidas aprobadas por el Ejecutivo desde que estalló esta crisis, incluido el decreto por el que se van a movilizar 200.000 millones de euros para hacer frente a los estragos económicos del coronavirus.

Y ha querido enviar un mensaje de "tranquilidad absoluta" a los ciudadanos al asegurar que el suministro alimentario está garantizado. También ha recalcado que están garantizados los suministros energéticos y de las "infraestructuras críticas" para asegurar la "protección de los servicios esenciales".

Unidad política

Ante un Congreso casi vacío y frente a los principales portavoces de la oposición, Sánchez ha señalado que un desafío humano de estas dimensiones exige la máxima movilización de todos los recursos disponibles y la "unidad de acción" que requiere de "todos por encima de las siglas".

Por eso ha querido hacer de nuevo, aunque esta vez desde la "solemnidad" del Congreso, un llamamiento a la "unidad política" y ha pedido a todos los representantes de los partidos que contribuyan a luchar contra esta crisis con la "máxima altura de miras" y con "sentido de estado".

Con esta crisis, ha dicho, las preferencias y prioridades "han cambiado" y como responsables políticos todos están sometidos al "mayor grado de exigencia por parte de la ciudadanía". "Del mismo modo que pedimos disciplina al conjunto de la ciudadanía, debemos esmerarnos por estar a la altura nuestro ciudadanos entregando todo nuestro esfuerzo y tiempo" y contribuyendo con ese sentido de Estado, ha enfatizado- 

"No somos rivales, no somos adversarios, somos los representantes de todo los ciudadanos unidos en torno a un gran objetivo, ganarle al virus", ha añadido Sánchez ante los portavoces de la oposición en la Cámara Baja. Y ha terminado su intervención proclamando que España conforma una "comunidad". "Una comunidad que con varias lenguas y acentos combaten por una misma causa, para vencer al virus unidos, será así como lo venceremos", ha dicho

Temas

Comentarios

Lea También