Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El IPC se mantiene en el 3% en febrero pese al abaratamiento de la luz

El precio más elevado de las frutas, verduras frescas y los carburantes compensaron la bajada de la electricidad

EFE

Whatsapp
Los precios de la verdura y las frutas junto con los de los carburantes compensaron la bajada del precio de la electricidad. Foto: DT

Los precios de la verdura y las frutas junto con los de los carburantes compensaron la bajada del precio de la electricidad. Foto: DT

El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó el 3% en febrero respecto al mismo mes del año anterior, la misma a la que se disparó en enero -la más alta desde octubre de 2012-.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirma así el dato adelantado el pasado 27 de febrero y supone que el alza interanual del IPC de febrero es 3,8 puntos superior a la contabilizada el mismo mes de 2016 (-0,8%) y sería la más elevada en un segundo mes del año desde 2011, cuando la inflación se situó en el 3,6%.

El INE señala que los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas registraron un crecimiento interanual del 1,7% (siete décimas más que el mes anterior), al igual que los del transporte, que subieron el 8,5% (casi un punto más que en enero); en tanto que los de la vivienda se alzaron el 5,9% (un punto y medio menos).

Así, dentro de los alimentos y bebidas no alcohólicas, el mayor incremento lo experimentaron los precios de las frutas frescas y legumbres y hortalizas frescas, con alzas del 7,6% y del 22,2%.

Asimismo, el alza del transporte fue causada casi en su totalidad por el mantenimiento de los precios de los carburantes este mes frente a la bajada de febrero de 2016.

Por su parte, el menor crecimiento de los precios de la vivienda respondió al abaratamiento de la electricidad, aunque el INE destaca que, por el contrario los precios de gasóleo para calefacción aumentaron, frente al descenso de un año antes.

Una vez eliminados los elementos más volátiles de la cesta de la compra (energía y alimentos frescos), la inflación subyacente registró un incremento interanual del 1%, una décima inferior al del mes pasado y dos puntos por debajo del IPC general.

En tasa mensual, los precios bajaron el 0,4% por el descenso de los de la vivienda (3%), por la caída de la electricidad; de los del vestido y calzado (1,6%), por el final de las rebajas; y de los del menaje (0,2%).

Por su parte, tuvieron una influencia positiva los precios de los hoteles, cafés y restaurantes (0,4% más), por los servicios alojamiento y restauración; los alimentos y bebidas alcohólicas (0,2%), porque el encarecimiento de frutas y legumbres y hortalizas frescas, que compensó el abaratamiento del pescado, marisco y carne.

También influyó al alza de los precios el comportamiento del ocio y la cultura (0,3%), por el encarecimiento de los paquetes turísticos y de los servicios recreativos y deportivos.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También