Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Nástic necesita salir de la crisis

El campeonato de Segunda División española es un torneo mucho más complicado de lo que puede parecer. Eso porque, pese a que no exista ningún equipo todopoderoso, es una competición muy dura y en la que se lucha en cualquier campo, y en la que no existen ni dueños absolutos pero tampoco hay equipos infumables.

Redacció

Whatsapp
El Nástic necesita salir de la crisis

El Nástic necesita salir de la crisis

Esta temporada la lucha para subir a Primera, uno de los torneos más importantes del mundo, la que hoy se llama Liga Santander, está muy apretada y ve en juego unos ocho equipos, puesto que del tercero al séptimo lugar todos jugarán el playoff para poder ascender. El Levante parece haber ya reservado el primer lugar, teniendo ya 7 puntos más que el Girona, segundo. En cambio, si vemos abajo, notamos que el Nástic de Tarragona ocupa actualmente la última posición de la tabla, tras haber cosechado solamente 18 puntos en 21 partidos jugados. El conjunto catalán está a 4 puntos de la zona de salvación, en la posición de último equipo que se quedaría en Segunda, es decir el Mirandés.  

Fundado en la lejana fecha del 1 de marzo 1886, el Nástic ha incluso jugado alguna que otra temporada en Primera División, pero ahora se está enfrentando a una grave crisis de resultados y lleva sin ganar desde el 25 de noviembre, cuando se impuso 1-0 en casa contra el Cádiz. De hecho su entrenador, Juan Merino, es originario de Cádiz y ha sido llamado a finales del año pasado para sustituir a Vicente Moreno, que no había conseguido sacar al equipo catalán de los bajos fondos de la clasificación. Ahora el Nástic buscará salir del embudo en el que se encuentra para empezar a subir la tabla y alejarse de la pesadilla del descenso. Para eso el técnico andaluz, que el año pasado entrenó al Betis, intentará echar mano de jugadores expertos como el delantero Uche y el capitán Xavi Molina. Y es que este año el club tarraconense ha fichado a 13 nuevos jugadores mientras que se ha librado de 20, una típica tendencia de un equipo que quiere renovarse, aunque hasta el momento no ha habido mucho éxito.

De hecho, los equipos que suben de categoría, en este caso los que suben a Primera División, suelen tener más altas que bajas. En la Liga, como explica un análisis realizado por Bwin, los que acaban de ascender suelen fichar a 10 jugadores y a vender 7, y de los 10 que acaban de llegar 4 suelen ser centrocampistas, algo que refleja claramente el tipo de juego de toque que se hace en España.  Esto demuestra, sin embargo, que los fichajes nuevos tienen que ser certeros, porque el nivel alcanzado requiere jugadores de calidad apta para enfrentarse a los equipos de esta categoría.

Ahora el Nástic, que necesita salir del pozo, podrá aprovechar de los últimos días de mercado para hacerse con algún refuerzo adecuado con el objetivo de evitar el descenso. Merino tiene un reto difícil pero muy motivador, y toda Tarragona está con él.

Temas

  • NACIONAL

Lea También