Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El PPE gana las elecciones a la Eurocámara con 178 escaños y una ultraderecha pujante

Los populares pierden 38 escaños y les siguen los socialdemócratas con 33 menos y los liberales con 39 más. Los Verdes, cuarta fuerza, ganan 15 representantes

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un hombre camina en Berlín por una alfombra con el logo de Europa. FOTO: clemens bilan/efe

Un hombre camina en Berlín por una alfombra con el logo de Europa. FOTO: clemens bilan/efe

El Partido Popular Europeo (PPE) ganó las elecciones al Parlamento Europeo (PE) y se convertirá en la primera fuerza de la Eurocámara con 178 escaños, aunque perdería 38 con respecto a la legislatura pasada, según los resultados provisionales dados a conocer por la Eurocámara.

La Alianza de los Socialistas y Demócratas europeos (S&D) será el segundo grupo con más presencia en el hemiciclo europeo con 152 eurodiputados, 33 menos, mientras que los liberales de ALDE suben 39 escaños con respecto a la pasada legislatura y lograrán 108 asientos en el hemiciclo.

Tras unos comicios en los que la participación subió al 50,5%, frente al 42% en 2014, Los Verdes se convertirán en el cuarto grupo de la Eurocámara con 67 eurodiputados, 15 más que en la legislatura anterior. Le seguirían con 61 escaños (16 menos) el grupo de los Conservadores y Reformistas, en el que se integraron los conservadores británicos o el partido nacionalista-conservador polaco Ley y Justicia (PiS).
 

Brexiters y ultras, al alza
Por el contrario, aumentaría en 19 eurodiputados, hasta los 55, el grupo Europa de las Naciones y La Libertad (ENF) del partido ultraderechista francés Agrupación Nacional, de Marine Le Pen, que acoge a formaciones nacionalistas y xenófobas como la italiana Liga Norte, el austríaco FPÖ, el holandés PVV o el belga Vlaams Belang. El grupo Europa de la Libertad y la Democracia Directa (EFDD), liderado por el británico UKIP de Nigel Farage, uno de los artífices del Brexit, obtendría 53 escaños, 11 más. 

Por el contrario, el grupo de la Izquierda perdería 13 eurodiputados y se quedaría con 39 escaños en la nueva Eurocámara, según los resultados provisionales.

Las elecciones europeas han traído resultados decepcionantes para los partidos en el gobierno en Francia y Alemania, considerados los dos motores de Europa.

La ultraderechista Agrupación Nacional (RN), presidida por Marine Le Pen, ganó las elecciones europeas en Francia, por delante de La República en Marcha, la formación del presidente del país, Emmanuel Macron. Le Pen instó a Macron a disolver la Asamblea Nacional y a convocar elecciones legislativas «para conocer la verdadera opinión del país». La extrema derecha ya había ganado las europeas en 2014, pero en esta ocasión su triunfo ha venido acompañado, además, del hundimiento de los partidos tradicionales: conservadores y socialistas.

Merkel, debilitada
En Alemania, los conservadores de la canciller, Angela Merkel, se mantienen como primera fuerza en Alemania, pero con una notable caída de votos y en medio del fuerte ascenso de Los Verdes, que superan a los socialdemócratas.

Se trata de un revés para la coalición de Merkel, integrada por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), y con el Partido Socialdemócrata (SPD) como socio, que una vez más sale vapuleado de las urnas y cae casi doce puntos respecto a las anteriores europeas. El bloque de la CDU/CSU acudía con el líder del Partido Popular Europeo (PPE), el bávaro Manfred Weber, como cabeza de lista común y aspirante a la presidencia de la Comisión Europea.

La Liga, la más votada en Italia
La Liga, el partido ultraderechista y euroescéptico que lidera el ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno italiano, Matteo Salvini, se perfila como el partido más votado del país en las elecciones al Parlamento Europeo. De confirmarse estos sondeos, sería la primera vez que la Liga se convierte en el principal partido de Italia. En las elecciones generales del pasado año, la Liga obtuvo un 17% de los votos y en las de 2013, solo un 4,08%.

En Grecia, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, fue uno de los grandes derrotados de la noche. Anunció la convocatoria de elecciones anticipadas en el menor plazo posible tras el descalabro sufrido por su partido, el izquierdista Syriza, en las primeras elecciones europeas tras la salida del rescate.
En Suecia, el Partido Socialdemócrata del primer ministro, Stefan Löfven, ganó las elecciones europeas en Suecia con algo más de una cuarta parte de los votos, en unos comicios en los que la ultraderecha fue la fuerza que experimentó una mayor subida y quedó tercera.

Los socialdemócratas mantienen sus cinco eurodiputados, por delante del Partido Conservador, que ganó un eurodiputado y suma cuatro.
En Hungría, el partido Fidesz del primer ministro Viktor Orbán logró una aplastante victoria en las elecciones europeas con el 52,1% de los votos, con lo que se hará de 13 de los 21 escaños del país en la Eurocámara, frente a los 12 que tiene actualmente.

Ese resultado aumenta el peso del Fidesz en la Eurocámara, algo que puede tener mucha importancia cuando decida a qué familia política se une en el Parlamento Europeo. El Partido Popular Europeo (PPE) suspendió el pasado marzo a Fidesz por considerar que sus políticas antiinmigración y poco respetuosas del Estado de derecho violan los valores de esa familia política, aunque no lo expulsó.

Temas

Comentarios

Lea También