Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Parlament de la que se prevé legislatura más corta se constituye hoy

Junts pel Sí y la CUP harán presidenta a Carme Forcadell (Xerta, 1956) y encaran una complicada negociación para alcanzar un acuerdo de investidura y gobernabilidad

EFE

Whatsapp
Algunos diputados de Junts pel Sí. En primera fila, en el centro, Carme Forcadell, que será escogida hoy presidenta del Parlament. A la derecha, Germà Bel, número 1 por Tarragona. Foto: EFE

Algunos diputados de Junts pel Sí. En primera fila, en el centro, Carme Forcadell, que será escogida hoy presidenta del Parlament. A la derecha, Germà Bel, número 1 por Tarragona. Foto: EFE

El Parlament se constituye hoy bajo la presidencia de la exlíder de la ANC, la ebrense Carme Forcadell, mientras sigue en el aire la investidura del president de la Generalitat. Forcadell será presidenta gracias a los 62 escaños deJunts pel Sí (la alianza de CDC y ERC) y los 10 de la CUP.

La undécima legislatura se abre a las 11 horas, con la primera sesión constitutiva en la que tomarán posesión de su escaño los 135 diputados electos, aunque los partidos favorables a la independencia –CDC, ERC y la CUP–, prevén que su duración sea solo de dieciocho meses, hasta la culminación del proceso independentista.

De hecho, una de las primeras actuaciones en la que trabajan en estos momentos Junts pel Sí y la CUP es la negociación de una declaración inicial en la Cámara catalana, como primer paso del inicio del proceso de «desconexión» de Catalunya con España.

En esta declaración en la Cámara catalana, se fijará como objetivo el de constituir «un nuevo Estado en forma de república», texto que podría ser aprobado antes de la investidura del president de la Generalitat, cuestión que sigue siendo el principal escollo para que Junts pel Sí y la CUP lleguen a un acuerdo ante las reticencias de este último partido a que Artur Mas sea de nuevo el jefe del Ejecutivo catalán.

‘Negociaciones complejas’

Hoy era el último día que se podía convocar el pleno de constitución, una potestad que recae en el President. Artur Mas justifica haber apurado los plazos por la «complejidad de las negociaciones que se están llevando a cabo» entre sendas formaciones.

Mas ya dijo el pasado miércoles que las negociaciones «requieren tiempo y paciencia por parte de todos si se quiere que acaben bien», un argumento con el que avisa de que todavía pueden pasar varias semanas hasta que haya un nuevo Govern, aunque el actual seguirá trabajando en funciones.

También funcionará la actividad del Parlament tras la constitución de hoy, cuando el hemiciclo volverá a tener los escaños llenos pero con significativas diferencias en relación a la anterior legislatura.

Junts pel Sí y la CUP ocuparán la bancada izquierda del hemiciclo y el resto de partidos la derecha, rompiendo el tradicional esquema y configurando un bloque de independentistas y otro de no independentistas.

El President dejará el ala derecha del hemiciclo y se sentará en el mismo escaño de la izquierda que ocuparon los expresidentes del PSC José Montilla y Pasqual Maragall, un puesto que no se sabrá si es definitivo hasta que la nueva Mesa lo ratifique.

La Mesa del Parlament contará previsiblemente con una vicepresidencia y dos secretarías de JxSí, otra vicepresidencia de Ciudadanos, una secretaría del PSC y otra de Catalunya Sí Que Es Pot.

De este modo, Junts pel Sí tendrá mayoría absoluta en el órgano rector del Parlament, después de que la CUP declinara ocupar una secretaría en favor de la candidatura que lideró Raül Romeva, algo que han criticado el resto de grupos de la oposición porque «vulnera la pluralidad».

Los plazos

La composición de la Mesa del Parlament será lo primero que votarán los nuevos diputados. Hasta que no se efectúe la elección, habrá una Mesa provisional presidida por el diputado de más edad e integrada por los dos diputados más jóvenes.

El pleno empezará con la lectura del decreto de convocatoria por parte del letrado mayor, Antoni Bayona; después, el diputado de más edad declarará abierta la sesión, los dos diputados jóvenes leerán el nombre de los 135 diputados electos, y a continuación se elegirá a los siete miembros de la Mesa. Una vez constituida, la nueva presidenta abrirá consultas con los líderes de los grupos para fijar la fecha del primer debate de investidura.

Este pleno deberá convocarse como máximo el lunes 9 de noviembre, coincidiendo con el primer aniversario de la celebración del proceso participativo sobre la independencia de Catalunya.

Si el primer pleno de investidura es el 9N y de él no sale un presidente, se abrirá un plazo de dos meses para celebrar plenos sucesivos hasta que haya un acuerdo y, si esto no es posible, el 9 de enero deberán convocarse de nuevo elecciones autonómicas.

Temas

  • CATALUNYA

Comentarios

Lea También