Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Port cree que el tercer carril se retrasa para potenciar Barcelona

El director general denuncia que existen informes para potenciar el ´hub´ logístico del área de Barcelona
Whatsapp
El director general de Infraes, José María Arias, y el presidente de la Cambra de Tarragona, Andreu Suriol. Foto: Lluís Milián

El director general de Infraes, José María Arias, y el presidente de la Cambra de Tarragona, Andreu Suriol. Foto: Lluís Milián

El Port de Tarragona teme que detrás del retraso de las obras del tercer carril haya intereses ocultos, que lo que pretenderían es beneficiar a otras áreas logísticas. Así lo denunció ayer su director general, Francesc Sánchez, quien apuntó hacia Barcelona. Sin culpabilizar a nadie directamente, Sánchez manifestó que «hay estudios para hacer un gran hub en Barcelona, pero para ello hay que enviar carga desde Tarragona, y se distribuiría desde allí». El director general del enclave tarraconense hacía estas declaraciones en la Cambra de Comerç de la ciudad, tras una conferencia del director general de la consultoría Infraes, en la que se presentó el proyecto Bar- Dur en el ciclo Bon dia Tarragona. Precisamente esta iniciativa quiere facilitar el transporte de mercancías entre Barcelona y Duisburg (Alemania), una ciudad que es el núcleo del primer hub logístico a nivel mundial.

Sin embargo, Sánchez mostró sus reticencias hacia el proyecto. Defendió que el área de Tarragona, cruce de caminos entre el corredor mediterráneo y el eje de Zaragoza, «es la mejor localización del hub mediterráneo». Pese a ello, subrayó que «no quieren que el ancho europeo llegue a Tarragona». Sánchez añadió: «primero nos dijeron el año 2015, y nos lo creímos. Ahora el 2017, ¿nos lo tenemos que creer?». Y en este sentido denunciaba la « grave pérdida de competitividad» que supone para las empresas de este territorio.

De hecho, el Port de Tarragona fue el primero en exigir una salida de mercancías de Tarragona con ancho ferroviario internacional. Una demanda a la que se sumó el sector químico y, aunque se han licitado y adjudicato contratos de obras, y que el Ministerio de Fomento dice que es una prioridad, el proyecto lleva más de un año y medio prácticamente paralizado.

Pese a que también estaba en el acto el presidente del Port de Tarragona, Josep Andreu, no quiso entrar en especificaciones. Afirmó que «entendemos que en un determinado momento pudieron surgir problemas técnicos o de contratación. Pero nada justifica esta demora o esta ausencia de explicaciones». Andreu únicamente insinuó que «entre Barcelona y la frontera francesa no hubo problemas técnicos». Ni Andreu ni Sánchez desvelaron quién está detrás de estos estudios que irían en contra de los intereses de Tarragona.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También