Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Port, descartado por Daimler por no disponer de ancho europeo

El grupo alemán quería exportar más de 200.000 vehículos anuales hacia Oriente Medio desde un puerto mediterráneo
Whatsapp
Pere Torres, Jordi Jané, Jesús Loma-Ossorio, Antoni Belmonte, Antoni Torà yJosep Fèlix Ballesteros, antes del debate sobre el Corredor de octubre. Foto: DT

Pere Torres, Jordi Jané, Jesús Loma-Ossorio, Antoni Belmonte, Antoni Torà yJosep Fèlix Ballesteros, antes del debate sobre el Corredor de octubre. Foto: DT

El aviso que desde hace tiempo lanzan diferentes agentes económicos del territorio de la limitación que supone para nuestras comarcas no disponer de conexión ferroviaria para mercancías con ancho europeo se ha cumplido. Según ha podido saber el Diari, un operador del Port de Tarragona, la compañía Bergé Marítima, uno de los mayor distribuidores privados de automóviles de la Península Ibérica, con más de veinte marcas representadas, acaba de ver esfumarse una oportunidad de negocio por esa carencia.

Se trata de un contrato con el grupo automovilístico alemán Daimler, fabricante entre otros de las marcas Mercedes-Benz y Smart, que buscaba un puerto en el Mediterráneo desde el que distribuir más de 200.000 vehículos anuales con destino a Oriente Medio. La multinacional ha valorado positivamente las infraestructuras portuarias de Tarragona para este tipo de tráfico, en concreto, sus explanadas, muelles de carga, calados y servicios. Pero estos elementos no han sido suficientes para compensar la falta de conexión ferroviaria con ancho europeo. Una condición indispensable para ellos dado que su intención es transportar los vehículos de sus fábricas alemanas en tren y después llevarlos en barco hasta Oriente Medio.

Finalmente los puertos seleccionados para este contrato con Daimler han sido Savona (Italia)y Koper (Eslovenia).

El tema ha sido tratado incluso en el último consejo de administración de la Autoritat Portuària de Tarragona, celebrado el pasado miércoles. Preguntado al respecto, el presidente de la Autoritat Portuària de Tarragona, Josep Andreu, ha calificado la noticia de «decepcionante» por la pérdida de oportunidades y de actividad que representa no sólo para la empresa y para el Port sino también para el territorio. «Oportunidades como éstas no surgen todos los días. No podemos seguir perdiendo más», afirma. El Port de Tarragona lamenta la falta de definición y concreción que aún hoy tiene el proyecto del tercer carril. «Confiamos que a corto plazo el Ministerio de Fomento fije un calendario realista y empiecen las obras», añade Andreu que asegura que el Port seguirá presionando para que el tercer carril sea una realidad cuanto antes.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También