Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El alcalde de Coripe pide perdón por quemar un muñeco de Puigdemont

El edil se disculpa pero recuerda el carácter de «sátira» del acto en el que se prendió fuego a una figura que simulaba ser el expresident

Agencias

Whatsapp
El alcalde de Coripe (Sevilla), Antonio Pérez. FOTO: EFE

El alcalde de Coripe (Sevilla), Antonio Pérez. FOTO: EFE

El alcalde de Coripe (Sevilla), Antonio Pérez (PSOE), insistió ayer en que la tradicional festividad local de la «quema de Judas», materializada este año en el incendio de un muñeco caracterizado como el expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont, es sólo un «teatro, sátira o parodia», considerando que el asunto ha sido «sacado de contexto» y manifestando que «si alguien se ha sentido ofendido», él no tiene inconveniente en «pedir perdón» en su nombre y el de este pequeño municipio de la Sierra Sur. 

Tras las múltiples reacciones y críticas despertadas a cuenta de la elección de Puigdemont para personalizar el muñeco que cada año arde en esta localidad sevillana con motivo de su tradicional «quema de Judas», el alcalde de Coripe ha insistido en que se trata de una festividad «muy regulada», declarada de hecho como fiesta de Interés Turístico Nacional. Antonio Pérez, quien en 2018 resultó investigado por un presunto delito de odio a cuenta de la incineración en esta misma fiesta de una muñeca que representaba la imagen de Ana Julia Quezada, la asesina confesa del niño Gabriel Cruz, reiteró una vez más que la «quema de Judas» constituye sólo una «parodia o sátira», en la que se prende fuego a un muñeco relacionado con una personalidad a la que se le atribuyen connotaciones negativas, declarándose «cansado» de repetir estas explicaciones. «No es nuestra intención ofender a nadie. Todo se ha sacado de contexto», dijo, avisando de que «el problema de Catalunya no es la quema de Judas en Coripe» y alertando de que «mal van las cosas» si «lo que suceda en un pueblo tan pequeño va a inclinar el voto de los españoles».

«Si alguien se ha sentido ofendido, pido mil disculpas», dijo claramente, recordando del mismo modo que cuando resultó investigado en 2018 por la denuncia promovida en su contra por Movimiento contra la Intolerancia, –finalmente archivada–, que en esta tradición han sido incinerados anteriormente muñecos que representaban a figuras públicas como el expresidente del Sevilla FC José María del Nido.

Temas

Comentarios

Lea También