Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"El alumno online sabe de tenacidad"

Entrevista a Josep A. Planell, Rector de la Universitat Oberta de Catalunya

Norián Muñoz

Whatsapp
Josep A.Planell, rector de la UOC, ayer en el ayuntamiento. Foto: pere ferré

Josep A.Planell, rector de la UOC, ayer en el ayuntamiento. Foto: pere ferré

Josep A. Planell Estany (Barcelona, 1951) es licenciado en Física por la Universidad de Barcelona (1975) y doctor en Ciencia de los materiales por la Universidad de Londres (1983). Vinculado a la UPC, tomó posesión como rector de la UOC en abril de 2013.

- En un momento en que la oferta de estudios universitarios online parece interminable, ¿cómo hace la UOC para posicionarse?

- La UOC fue la primera universidad completamente online del mundo y tiene una metodología propia que se focaliza en el aprendizaje por parte del estudiante. Esta focalización se lleva a cabo a través de unos recursos docentes que la universidad elabora: escritos, vídeos, aplicaciones informáticas, prácticas virtuales... Es un entramado de actividades bastante distinto al de otras universidades... En los estudios de notoriedad que se hacen entre los estudiantes nuestra posición es muy buena.

 

- Póngame un ejemplo de dónde están las diferencias.

- Por ejemplo, hay instituciones que ofrecen clases filmadas. Cuando tú estás dando un vídeo, el centro no es el estudiante, es el profesor. Es online porque llega por internet pero es un concepto distinto... Cuando lo que tienes es un MOOC, un Massive Open Online Course, algunos ofrecidos por universidades de gran calidad, aunque los sigan muchos estudiantes, los que pasan la evaluación son una fracción muy pequeña. Algunas universidades plantean hacer pagar por dar un acompañamiento, algo que nosotros ya tenemos.

- ¿Cuál es el límite? ¿Hay áreas del conocimiento que no se pueden estudiar a distancia?

- Todo lo que esté relacionado con contenidos es virtualizable, pero cuando se requiere una práctica personal la tendrá que hacer el estudiante: si se trata de preparar una muestra para ver células en el microscopio, todo el proceso de estudio y análisis se puede virtualizar, pero al final el alumno terminará en el microscopio. Lo mismo si hablamos de un médico o una enfermera...

 

- Y, sin embargo, cada vez se abordan más campos.

- Sí, por ejemplo, estamos preparando para el año que viene un grado en Bellas Artes en colaboración con el Reina Sofía. Al fin y al cabo la actividad artística se expone y analiza en el museo. Hay que tener en cuenta que el conocimiento no sólo se genera en la universidad, sino también en las empresas, en las instituciones...

 

- ¿Cómo cree que ha evolucionado el prestigio que tienen los estudios a distancia tanto socialmente como desde el punto de vista de los posibles empleadores?

- Hay un estudio encargado por Economía y Empresa de la UOC a cuatro cazadores de talento que demuestra que, en igualdad de condiciones, muchas empresas prefieren al estudiante online porque el estudio online implica unos valores tales como la cultura del esfuerzo, la disciplina, la capacidad de organizarse, la tenacidad... Son características que si quieres estudiar a distancia tienes que tener, porque si no no acabas. Esos son valores que la educación online lleva asociados. Son personas que le ponen tesón, ganas, interés.

 

- ¿Han notado un aumento del número de personas en paro que aprovechan la circunstancia para formarse?

- Durante los peores años de la crisis hemos bajado en número de matrículas, y es lógico, porque si eres un padre o madre de familia priorizas el estudio de los hijos. No es que la gente lo haya dejado, sino que lo ha ralentizado. La media de créditos matriculados ha bajado con la crisis, pero por otro lado hemos visto que hay gente que ha aprovechado para seguir formándose.

- Y supongo que alguno habrá que hace una segunda carrera, tal vez la de su auténtica vocación.

- Sí, sin duda, y gente que repite, que hace un grado y otro, y un máster...Hay auténticos adictos al estudio. Y eso es muy bonito. En la UOC, pero también en la mayoría de las universidades, deberíamos entender que la gente puede estudiar por dos razones: una es para entender el mundo que les rodea y otra porque lo que quiere es una titulación que le permita tener un empleo o incluso parar mejorar sus posibilidades dentro de su trabajo, para progresar, y ambas son válidas.

Temas

  • CATALUNYA

Comentarios

Lea También