Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El colectivo pakistaní regenta la gran mayoría de kebabs de Tarragona

Whatsapp
El joven Saqib, trabajando en Kebab House, un establecimiento que lleva diez años abierto en Pere Martell. FOTO: PERE FERRÉ

El joven Saqib, trabajando en Kebab House, un establecimiento que lleva diez años abierto en Pere Martell. FOTO: PERE FERRÉ

Saqib (30 años) llegó a Tarragona hace siete años. Desde hace diez funciona Kebab House, en el número 20 de Pere Martell, donde trabaja. Es uno de los establecimientos de este tipo más longevos en la ciudad. «Me fui del país para vivir mejor, para encontrar un trabajo y tener una mejor vida que allí. Mucha gente hizo lo mismo», cuenta Saqib.

Según explica, su jornada laboral comienza a las 17.00 horas y acaba a la medianoche. «Puede haber gente que esté dispuesta a trabajar muchas horas, pero también es importante descansar. Eso depende de cada uno. Si tú no estás satisfecho te puedes ir a otro sitio», explica Saqib.

Estos negocios llevan tiempo convertidos en la salvación para muchos empleados que acaban tarde sus trabajos. Cuando todas las cocinas suelen estar cerradas, degustar un dürüm o un falafel es la única opción para la cena, aunque sea a altas horas de la noche. En estos casos la integración también parece plena. El tarraconense de a pie es un asiduo de estos locales, regentados en su gran mayoría por el colectivo pakistaní, dado que se trata de una gastronomía muy popular en el país. «Viene gente de todo tipo», concede Saqib. A veces son varios los socios que impulsan estos negocios, que de un tiempo a esta parte también se extienden por la ciudad, desde el centro hasta los barrios de la periferia.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También