Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El enfado que hizo llorar a Kate Middleton

La duquesa de Cambridge acabó llorando tras discutirse con su cuñada, Meghan Markle. Las diferencias entre ambas ‘royals’ se han trasladado a las redes sociales, donde los fans se pelean sin cuartel

Pablo Latorre

Whatsapp
Ambas parecían llevarse de forma cordial en sus primeros encuentros, pero actualmente la relación se ha enfríado.  foto: vanitatis

Ambas parecían llevarse de forma cordial en sus primeros encuentros, pero actualmente la relación se ha enfríado. foto: vanitatis

En todas las familias se cuecen habas, incluso en las reales. Aunque estando en España ya estamos más que acostumbrados de las habas reales, poco sabemos de lo que sucede en las demás monarquías. Esta semana, sin embargo, los medios se han hecho eco de los conflictos que se viven en una de las familias reales más de moda últimamente, la británica.

Esta vez va de un conflicto entre cuñadas, que terminó con el llanto de una. Como recoge El País, desde la llegada de Meghan a palacio, una de las cuestiones que mayor interés ha suscitado es cómo sería la relación con su cuñada, Kate Middleton, la esposa de Guillermo de Inglaterra. Y, aunque los primeros meses cuando se las vio juntas parecía cordial, ahora ese buen ambiente parece haberse enfriado.

Quien ha encedido la mecha de los rumores, y tiene autoridad para hacerlo, es la periodista británica Camilla Tominey. Ella, que disfruta de buenas fuentes en la casa real inglesa, fue la primera en desvelar el romance entre Enrique y Meghan Markle. «La tentación de situar a estas modernas duquesas como rivales es difícil de resistir», señala en uno de sus polémicos y seguidos artículos, y continúa, «las diferencias obvias entre sus personalidades permiten una narrativa fácil: ¿qué tendrían en común, después de todo, una señorita británica y casera madre de tres hijos con una exactriz estadounidense que se siente más a gusto en alfombras rojas que en las desangeladas mansiones reales?». Si no hay rivalidad, que no tiene por qué haberla, sí que hay un distanciamiento desde que arrancaron los preparativos de la boda de Meghan Markle y Enrique.

Según Tominey, que maneja dos fuentes diferentes, todo empezó con las pruebas del vestido de los pajes, entre los que se encontraba la princesa Carlota, segunda hija de Kate Middleton y Guillermo. The Telegraph no aclara qué dijo Markle o qué molestó a Middleton, pero sí que esta última acabó llorando tras las pruebas de la niña. «Kate acababa de dar a luz al príncipe Luis y se encontraba muy sensible», asegura el diario.

El apunte de Tominey da una explicación a la decisión de mudanza que ha sorprendido a los ingleses. Y es que cuando terminaba la reforma en la casa vecina a los duques de Cambridge en la que iban a vivir los Meghan y Enrique, al parecer los duques de Sussex han decidido repentimante irse a vivir Windsor, a una hora de Londres.

Una rivalidad entre cuñadas que se ha trasladado a las redes sociales, donde se libra una batalla sin cuartel entre los fans de la duquesa de Sussex y los de la duquesa de Cambridge. Como subraya Vanitatis, Meghan y Kate no son Lady Di y Sarah Ferguson. El buen rollo que hubo entre Diana y Fergie no parece ser el mismo que el que existe ahora.

Temas

Comentarios

Lea También