Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El estilo de vida en el embarazo podría evitar la obesidad infantil

Los investigadores concluyen que si la gestación es buena, los corazones de los bebés son más sanos

ELENA MARTÍN

Whatsapp
Llevar una dieta basada en comida rápida puede relacionarse con la futura obesidad infantil a partir de los cuatro años. FOTO: GETTY IMAGES

Llevar una dieta basada en comida rápida puede relacionarse con la futura obesidad infantil a partir de los cuatro años. FOTO: GETTY IMAGES

La alimentación y el estilo de vida durante el embarazo pueden tener un impacto a largo plazo en la salud cardiovascular y el peso de los futuros bebés. Es la conclusión a la que llegan dos estudios preliminares estadounidenses -uno de la Universidad de Chicago y otro de la Universidad de Tennessee-, que se presentarán a partir del día 16 de noviembre en las sesiones científicas anuales de la Asociación Americana del Corazón.

La investigación de la Universidad Northwestern en Chicago revisó los datos obtenidos de 877 embarazadas de nueve centros de salud en seis países, cuya salud cardiovascular fue analizada a partir de cinco parámetros: su peso, su consumo o no de tabaco, su azúcar en sangre, su nivel de colesterol y su presión arterial.

Entre diez y catorce años después, se calificó la salud cardíaca de sus hijos utilizando las mismas métricas, excepto el consumo de tabaco, y los resultados fueron reveladores.

Las madres cuyos parámetros de salud cardiovascular durante la gestación fue buena, habían tenido hijos con corazones más sanos en la etapa adolescente y preadolescente que las mujeres cuyos parámetros fueron peores. «Nos sorprendió lo fuerte que era esta relación», dice Amanda M. Perak, MD, MS, autora principal del estudio y profesora asistente de pediatría y medicina preventiva en la Universidad Northwestern y cardióloga pediátrica en el Hospital de Niños Ann & Robert H. Lurie de Chicago.

«Nuestros hallazgos sugieren que la salud cardiovascular de la madre durante el embarazo afecta el ambiente dentro del útero de una manera que puede influir en la salud cardiovascular del niño a largo plazo», añade. A pesar de todo, este es un estudio observacional y no está diseñado para probar la causa-efecto entre ambos factores.

Obesos a los cuatro años

En la investigación desarrollada por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Tennessee, por su parte, se centraron en los impactos de la alimentación durante el embarazo en los futuros bebés.

Las participantes de este estudio fueron 1.257 mujeres que completaron cuestionarios sobre su consumo de alimentos y bebidas durante los meses de gestación. Los resultados obtenidos destacan que llevar una dieta basada principalmente en comida rápida -pollo y pescado frito, hamburguesas o bebidas azucaradas, entre otros- durante el segundo trimestre del embarazo, puede estar relacionado con que los niños se vuelvan obesos a partir de los cuatro años.

Temas

Comentarios

Lea También