Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El instituto Pere Martell ofrecerá formación en reparación de móviles

El centro ha revisado los contenidos de los ciclos de telecomunicaciones, de acuerdo con las nuevas necesidades de las empresas

Núria Riu

Whatsapp
Los profesores del instituto tarraconense aprendieron cómo reparar un móvil, por parte del personal de BQ. Foto: DT

Los profesores del instituto tarraconense aprendieron cómo reparar un móvil, por parte del personal de BQ. Foto: DT

Los teléfonos móviles, las tablets y los drones son tan solo algunos de los recientes aparatos tecnológicos que se han hecho imprescindibles. Si bien el grado de penetración aún no es el mismo, comparten el elevado componente electrónico a través del cual aprenderán a moverse los alumnos de los ciclos formativos de grado medio y superior del instituto Pere Martell de Tarragona.

El centro ha llevado a cabo una revisión de los contenidos del grado medio de Instal·lacions de Telecomunicacions y del grado superior en Sistemes de Telecomunicacions i informàtics, y a partir del próximo curso introducirá aspectos relacionados con el mantenimiento y la reparación de estos aparatos. Àngel L. Miguel Rodríguez, director del centro, explica que esta renovación de los contenidos se ha hecho pensando en «cubrir las necesidades del sector, a partir de nuevos perfiles profesionales».

Por ello, el centro se puso en contacto con el fabricante español de teléfonos móviles, BQ, que tiene su sede en Madrid, y que es un referente entre los jóvenes por la relación calidad precio de sus smartphones. En un tiempo récord de tan solo un mes, consiguieron firmar un convenio de colaboración para definir y validar los contenidos.

El acuerdo lo firmaron con el director general de FP de la Generalitat, Melchor Arcarons, y Antonio Quirós, por parte de la empresa BQ. Además de colaborar en la definición del nuevo programa de estudios, el acuerdo fija que la empresa se encargará de la formación del profesorado y que también aportará los aparatos móviles y tablets, así como toda aquella tecnología asociada, para llevar a cabo la formación y las prácticas a partir de septiembre. Finalmente, dejan la puerta abierta a la posibilidad de acreditar la formación académica de los trabajadores de esta compañía, que emplea a cerca de 200 personas tan solo en el área de mantenimiento y otras 60 en el laboratorio.

De la mano de BQ

A principios de esta semana, una delegación encabezaba por el director, con el jefe de estudios, Javier Abad, y los profesores Josep Maria Pallarès y Jordi Bargalló se trasladaron a Madrid donde recibieron más de 30 horas de formación, por parte de la empresa. En la capital española, BQ tiene un centro en Las Rozas y otro en Rivas, que centraliza el servicio técnico de la compañía, a la espera de que dentro de tres semanas se inaugure un centro de mantenimiento en Barcelona.

Por su parte, el instituto Pere Martell ha establecido contactos con partners del territorio para que puedan acoger a estos alumnos en prácticas.

Junto con el bloque correspondiente a mantenimiento y reparación de móviles y tablets, se han introducido también temas de seguridad informática. Además, los estudiantes del grado superior se especializarán también en el control de drones y la producción audiovisual en streaming.

Un reciclaje en los contenidos, obligado por la evolución tecnológica. «Antes les hablábamos de radio y televisión, pero hemos tenido que buscar nuevas tecnologías para identificar nuevos nichos de trabajo», asegura Javier Abad.

El director del centro apunta que «nuestra inquietud es intentar avanzarse y dar respuesta, primero a las personas, y después a las empresas, que necesitarán a un personal formado».

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También