Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mail de Diana Quer fue enviado desde una cuenta unida a su móvil

La Guardia Civil cree que la dirección de correo electrónico, ya inactiva, fue creada antes de la desaparición de la joven

Whatsapp
La madre de Diana Quer muestra una foto de su hija, de 18 años, desaparecida el 22 de agosto. ÓSCAR CORRAL/EFE

La madre de Diana Quer muestra una foto de su hija, de 18 años, desaparecida el 22 de agosto. ÓSCAR CORRAL/EFE

Melchor Sáiz-pardo

La investigación sobre el paradero de Diana Quer se complica a cuenta del misterioso correo electrónico que la asociación SOS Desaparecidos recibió el pasado 2 de diciembre: «Hola, estoy bien. Necesito estar un tiempo fuera de España. Saludos, Diana Quer». Lo que en principio fue considerado como una suerte de broma de mal gusto ha tomado tintes totalmente diferentes, ya que la Guardia Civil y la propia asociación han podido descubrir que la cuenta desde la que se envió ese mensaje efectivamente estaba vinculada al teléfono de la joven desaparecida el 22 de agosto en la localidad coruñesa de A Pobra do Caramiñal, según adelantó el programa Espejo Público.

Fuentes de la Unidad Central Operativa (UCO) del instituto armado confirmaron que no han podido saber aún quién se hizo pasar por Diana Quer en ese mensaje. Pero que tampoco –reconocieron estas mismas fuentes– se puede descartar que fuera la propia joven la que envió esa comunicación.

La sorpresa saltó cuando los expertos lograron acceder a la cuenta de Gmail desde la que se envió el breve mensaje. Esa cuenta, que se cerró solo instantes después de enviar el mail a SOS Desaparecidos, está vinculada al número de teléfono de la propia Quer.

Aunque Gmail –explicaron los expertos de la investigación– no requiere un número de móvil para dar de alta una cuenta, sí que lo reclama como opción para recuperar la contraseña de entrada, en caso de haberla olvidado. Y el número introducido es el de Diana Quer, tal y como comprobaron los responsables de la asociación y la UCO.

El tema es aún más complicado. Según la Guardia Civil, la cuenta desde la que se envió el mensaje a SOS Desaparecidos fue creada antes de la desaparición de la chica.


El Iphone, en la ría
Google –administrador y propietario de Gmail– todavía no ha facilitado datos sobre esa cuenta, pero los investigadores tienen la certeza de que esa dirección estaba activa antes del 22 de agosto, ya que si se hubiera puesto en marcha después habría sido necesario un código de activación que llega al móvil. Si alguien ajeno a Diana Quer, sabedor de que usaba esa cuenta, hubiera querido reactivarla, también habría necesitado ese código que hubiera llegado al terminal remoto de Quer, en poder de la Guardia Civil desde que el pasado octubre un mariscador de Boiro encontrara el Iphone 6 de color blanco de la joven en la ría, bajo el puente de la autovía de Barbanza.

Los investigadores creen que, de no ser la propia Diana la que envió el mensaje –la forma de escribir no coincide con la de la joven, insisten los responsables del caso–, debe ser una persona muy cercana de su entorno, hasta el punto de que supiera de la existencia de ese mail antes de su desaparición y conociera los números secreto de acceso sin necesidad a recurrir el envío del código de seguridad al teléfono de la chica desaparecida para cambiar su configuración.

Además, el nombre de la cuenta –salvo uno caracter– es indéntico a otra que usaba la desaparecida, aunque solo los más íntimos conocían de la existencia de esa segunda dirección de correo electrónico.

Temas

  • PANORAMA

Comentarios

Lea También