Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El ministro de Justicia defiende a la Fiscalía y el PSOE le pide que dimita ya

Rafael Catalá ha confirmado a los periodistas que conoce desde 1996 a Ignacio González

Agencias

Whatsapp
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, en una imagen de archivo

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, en una imagen de archivo

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha negado hoy que en el mensaje que envió a Ignacio González en noviembre de 2016 se refiriera a "cuestiones judiciales" que tuvieran que ver con el expresidente madrileño, al expresarle su deseo de que se cerrasen "los líos", es decir, la situación política en España.

En los pasillos del Senado, Catalá ha explicado también que él mantiene lo que ha denominado una "relación de personalidad" con González, en razón a su trayectoria institucional, y "no una relación de amistad", y ha ratificado que el expresidente de la Comunidad de Madrid "nunca" le ha pedido ayuda para solucionar sus problemas en los tribunales.

Ha aclarado igualmente que el SMS desvelado mediante una "violación flagrante" del secreto de sumario, no es más que una respuesta "de cortesía" a una felicitación que le llegó aquel día, como otros "cientos" de mensajes de felicitación que le enviaron tras conocerse su continuidad en el Gobierno.

Tras responder a dos preguntas en la sesión de control de la Cámara Alta, Rafael Catalá ha confirmado a los periodistas que conoce desde 1996 a Ignacio González, quien desempeñó diversos cargos, como subsecretario y secretario de Estado, así como vicepresidente y después presidente de la Comunidad de Madrid.

"Es evidente que tengo una relación de personalidad con él, no una relación de amistad", ha proseguido.

El ministro de Justiciaha vuelto a defender hoy la actuación de la Fiscalía en el caso del Canal de Isabel II, negando que se tratara de obstaculizar la investigación como ha asegurado el PSOE en el Senado, que ha pedido a Catalá que dimita.

Catalá ha respondido en el pleno del Senado a una pregunta del senador socialista Julián Rodríguez Esquerdo sobre los intereses que defienden la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Anticorrupción en los casos de corrupción.

Lo ha hecho en el día en el que se ha conocido que el ministro envió en noviembre de 2016 un mensaje de texto al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, recientemente detenido en la denominada operación Lezo por corrupción en el Canal de Isabel II, en el que le expresaba su deseo de que se cerrasen "los líos".

El senador socialista ha dicho a Catalá que debe dimitir -"Váyase señor Catalá", le ha espetado- y que deben ser apartados "hoy mismo" de sus cargos el fiscal general del estado y el fiscal anticorrupción porque "están descomponiendo la justicia y la política", como demuestra su intervención en la operación Lezo, que ha tildado de "indignante, inmoral y bochornosa".

El ministro le ha contestado que, como informó la Fiscalía General, es "absolutamente falso que se hubiese llevado a cabo ninguna obstaculización de la actividad de la justicia, ni paralización, sino solo que hubo algunas discrepancias".

"Lo único cierto es que el fiscal anticorrupción puso de manifiesto que vincular una operación del año 2001 con otra que se estaba llevando a cabo quizás podría perjudicar la buena marcha de la investigación, como él ha declarado", ha añadido tras defender el trabajo de la Fiscalía y de todos los fiscales. EFE

 

Temas

  • NACIONAL

Lea También