Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El momento de los mineros asturianos para llegar a Julen

El rescate de Julen encara su última fase de gran complejidad

EFE

Whatsapp

El rescate de Julen, el niño de 2 años que cayó a un pozo el 13 de enero en Totalán (Málaga), encara su última fase, de gran complejidad, en la que toma el protagonismo la brigada de élite de mineros asturianos que llevan varios días con la planificación técnica de su labor. Los ochos mineros han subido en tres vehículos de la Guardia Civil esta mañana al lugar donde se ubica el pozo, desde donde organizan y prevén las complicaciones que puedan encontrarse.

El jefe de servicio del 112, Rafael Gálvez, ha pedido hoy a los medios que faciliten la tranquilidad de esta brigada, muy solicitada y seguida por los periodistas en cualquiera de sus movimientos, una demanda que ya realizó ayer por la noche el ingeniero jefe del operativo, Ángel García Vidal.

En esta fase final, el rescate se convierte en una especie de carrera de relevos entre varios cuerpos y unidades: mientras que la maquinaria pesada se ha ocupado hasta ahora de la perforación y el entubado del pozo vertical paralelo al pozo de Julen, los mineros serán los encargados de cavar manualmente el acceso horizontal de cuatro metros hasta el lugar donde se cree que está el pequeño.

El equipo de Protección Civil es el encargado del montaje, gestión y coordinación logística de los puestos de mando; el Consorcio Provincial de Bomberos se encarga de que en todas las maniobras prime la seguridad y los operarios del 061 y el 112 están preparados tanto por si fuera necesaria una intervención médica tras el rescate de Julen como por si hay que atender a los profesionales en caso de accidente. El presidente del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Francisco Delgado, ha asegurado hoy que en el rescate están "los mejores profesionales del país", con lo que se ha referido a los distintos cuerpos y a esta unidad minera de élite asturiana.

Delgado ha indicado que los mineros "saben lo que se van a encontrar" y que todo está "previsto" puesto que se ha hecho una "caracterización" del terreno, que puede ser de dureza similar a la que se ha encontrado durante la perforación. Ha destacado que los mineros han solicitado para garantizar la seguridad una plataforma de trabajo situada doce metros por encima del pozo, desde la que se anclará todo el operativo de la jaula de 1,05 metros de diámetro y 2,50 metros de altura en la que bajarán al fondo del túnel vertical.

El operativo cuenta también con la unidad experta en explosivos de la Guardia Civil TEDAX, que está preparada para, si fuera necesario por la dureza del terreno, realizar microvoladuras o pequeñas explosiones controladas que agrieten el material y faciliten su perforación. La brigada de mineros, con más de cien años de experiencia, llegó a Málaga el martes de la semana pasada a bordo de un avión militar facilitado por el Ministerio de Defensa procedentes de la empresa pública Hulleras del Norte S. A. (Hunosa) y está previsto que tengan en las próximas horas la oportunidad de actuar. 

Temas

Comentarios

Lea También