Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El número de muertos por el terremoto de Nepal supera los 3.900

También hay víctimas en el Tibet y la Índia
Whatsapp
Foto: EFE

Foto: EFE

La cifra de muertos por el terremoto de 7,8 grados que el sábado golpeó Nepal supera los 3.900, mientras que los heridos se cuentan por millares y no hay aún una referencia de desaparecidos.

El Ministerio del Interior indicó que el número de muertos es de como mínimo 3.904 y los heridos suben hasta los 6.833.

Fuentes del Centro Nacional de Operación de Emergencia confirmaron a Efe en horas de la mañana que ya se habían identificado a alrededor de 1.300 de los fallecidos.

Las autoridades nepalíes trabajan en el desescombro de Katmandú y en la reapertura de carreteras en el valle central del país, la zona más castigada por el terremoto.

También tratan de estabilizar el suministro de energía eléctrica, que actualmente se encuentra a un 75 % de acuerdo con fuentes de la compañía eléctrica.

El país sigue aún con enormes problemas de comunicación tras la réplica de 6,7 grados del domingo, una de las más de 40 que se han producido desde el sábado.

No obstante, la intensidad de la actividad sísmica ha remitido de manera drástica en las últimas horas.

El Gobierno ha solicitado ayuda internacional de todo tipo para poder dar respuesta a las necesidades de la población y afrontar las tareas de rescate.

Varios países han enviado ya su ayuda y la comunidad internacional se moviliza para hacer llegar toneladas de suministros y ayuda a la nación asiática.

Este es el terremoto de mayor intensidad en casi 80 años en el país del Himalaya y el peor que ha vivido la región en una década, desde que en 2005 un movimiento telúrico causara una tragedia de grandes proporciones en Cachemira, con un balance de más de 84.000 muertos.

 

Tibet

Al menos 25 personas han muerto y 117 han resultado heridas en la región del Tíbet por el terremoto de 7,8 grados que golpeó Nepal el sábado y las réplicas que se vivieron en días posteriores en esa zona, según las últimas cifras proporcionadas hoy por el Gobierno chino.

El grave seísmo, que ha causado cerca de 4.000 muertos en Nepal y millares de heridos, afectó especialmente a ciudades de la prefectura de Xigaze en Tíbet, limítrofe con el país vecino, donde han sido reubicadas 24.800 personas, según los datos proporcionados por el centro de emergencias regional a la agencia oficial Xinhua.

Unos 1.200 edificios se vinieron abajo en el Tíbet, epicentro de varias réplicas del seísmo nepalí, y sufrieron daños casi 10.000, además de 54 templos tibetanos.

Los equipos de rescate están teniendo dificultades para acceder a algunas zonas a causa de la nieve y la lluvia, además del corte de carreteras provocado por los corrimientos de tierra y las avalanchas.

El Centro Meteorológico de China predijo hoy que el tiempo adverso continuará mañana en el Tíbet, donde también habrá fuertes vientos que complicarán todavía más las tareas de rescate.

En algunas ciudades de la prefectura más afectada hasta el 95 por ciento de las viviendas se han desplomado y hay zonas donde la ayuda está todavía por llegar.

El Gobierno chino ha decidido cancelar las escaladas de primavera al Everest por sus vertientes norte (en el Tíbet), de donde han descendido unos 400 montañeros hasta lugares seguros después del seísmo en Nepal que provocó grandes avalanchas en la montaña más alta del mundo.

 

Índia

El terremoto registrado en Nepal ha causado 67 muertos en la India, donde el Gobierno ha pedido a varios estados fronterizos que preparen campamentos de ayuda para recibir a damnificados por el sismo, informaron hoy fuentes oficiales.

Los estados más afectados fueron Bihar, con 52 muertos, y Uttar Pradesh, con 12, ambos fronterizos con Nepal, mientras que en Bengala (este) murieron otras dos personas y una en Rajastán (noroeste), dijo el ministro indio del Interior, Rajnath Singh, durante una intervención en el Parlamento de la India.

Las últimas cifras de heridos son de al menos 269 en la India, donde se sintió el terremoto del sábado, especialmente en el norte del país, incluida Nueva Delhi.

El ministro afirmó en el Parlamento, en una intervención transmitida por televisiones locales, que los gobiernos regionales de Bihar y Uttar Pradesh han sido alertados para que establezcan campamentos en zonas fronterizas para atender a damnificados que lleguen por carretera desde Nepal.

Singh aseguró que ambos estados reaccionaron con rapidez y está previsto el envío de autobuses para evacuar a afectados por el temblor.

India ha evacuado al menos 1.935 de sus ciudadanos desde el sábado, en una operación que continúa con el envío de un importante número de efectivos militares y equipos de rescate a Nepal, tanto para ayudar a salir a sus nacionales como para socorrer a la población local.

Sin embargo, uno de los aviones militares enviados esta mañana con ayuda tuvo que regresar a Nueva Delhi debido a la "congestión" del aeropuerto de Katmandú, según informó el portavoz del Ministerio de Defensa indio, Sitanshu Kar, en su cuenta oficial en Twitter.

El primer ministro indio, Narendra Modi, elogió a través de esta red social la ayuda del pueblo indio hacia Nepal y el esfuerzo de los equipos militares y civiles enviados al país vecino.

Modi destacó igualmente "la resistencia de nuestros hermanos y hermanas en Nepal y partes de India, por su coraje al encarar el desastre".

El seísmo de 7,8 grados en la escala de Ritcher hizo temblar el valle central del Nepal y dejó, hasta el momento, al menos 3.218 muertos, 6.535 heridos y miles de desaparecidos en el país.

El terremoto es el sismo de mayor intensidad en casi 80 años en el país y el peor que ha vivido la región en una década, desde que en 2005 un movimiento telúrico causara una tragedia de grandes dimensiones en la Cachemira, con un balance de más de 84.000 muertos.

Temas

  • INTERNACIONAL

Comentarios

Lea También