Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El paro en Tarragona baja al 22,16% pero es el más alto de Catalunya

Las comarcas de Tarragona emplean a 317.600 personas, cifra que supone 6.500 trabajadores más respecto al primer trimestre del año. La causa principal es la temporada turística
Whatsapp

La tasa de desempleo en la demarcación de Tarragona se situó en el 22,16% al cierre del segundo trimestre de este año, según publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística, lo que significa que 90.400 personas se encontraban en esta situación al terminar el mes de junio. Y son buenas noticias por partida doble: esta cifra supone un descenso de 3.400 personas respecto a marzo y también significa que son 6.500 menos respecto al segundo trimestre del año pasado, cuando la tasa era del 23,79%.

De acuerdo con las cifras anteriores, el número de ocupados en la demarcación subió ligeramente, un 2,09%. Durante el segundo trimestre 317.600 personas trabajaron, lo que significa que fueron 6.500 más que durante el primer trimestre. Respecto al mismo periodo del año anterior, la cifra de ocupados también aumentó porque trabajaron 7.100 personas más, lo que sitúa el incremento interanual en un 2,29%.

Servicios, el sector estrella

Por sectores, los servicios en Tarragona estuvieron influenciados por la llegada de la temporada de verano: emplearon al 68,7% de los ocupados, lo que significa que 218.200 personas trabajaron en este ámbito.

En segundo lugar, la Industria dio empleo a un 18,7% de los ocupados, concretamente a 59.500 personas. En último lugar, los sectores de la construcción y la agricultura fueron los más residuales, con un porcentaje de empleo del 8,2% y del 4,4%, respectivamente.

Si comparamos las cifras anteriores con las del mismo periodo de 2014, observamos que el número de ocupados en el sector de los servicios disminuyó un 3,2%, repercutiendo en el aumento del 1% de los sectores de la industria, la construcción y la agricultura. Teniendo en cuenta que el total de los ocupados en el segundo trimestre del año anterior fue inferior al de este año (310.500 personas respecto a las actuales 317.600) podemos concluir que los sectores que no dependen del turismo están empezando a repuntar en la economía tarraconense.

La más alta de Catalunya

Pero si comparamos los datos con las demarcaciones de Barcelona, Lleida y Girona, las buenas noticias se enturbian: la tasa de paro (22,16%) de la demarcación de Tarragona es la más alta de Catalunya.

Le siguen Girona, que registró un mínimo histórico desde 2010 con un 19,21% de paro, Barcelona –con un 18,97%–, que tuvo la cifra más baja desde 2011, y Lleida que, siguiendo la tónica general, registró la tasa de paro más baja de Catalunya, con un 14,94%.

En cifras totales, el número de personas sin trabajo en Catalunya durante el segundo trimestre se situó en 726.200 personas, 31.900 menos que en el primer trimestre y 44.200 personas menos que hace un año.

La tasa de paro se situó en Catalunya en el 19,10% y coincide con la del tercer trimestre de 2014. El empleo aumentó en 51.800 personas respecto a marzo y en 35.000 personas en relación a junio de 2014. Con estos datos, la caída del paro y la creación de empleo tienen una intensidad menor que el resultado de junio del año pasado, cuando el desempleo cayó en 138.700 personas en términos anuales y el empleo creció en 99.400 personas también en términos anuales.

Ocho trimestres de caídas

El paro acumuló en Catalunya ocho trimestres consecutivos con descensos interanuales. En relación a marzo, el paro disminuyó un 4,21% y comparándolo con el segundo trimestre de 2014, el descenso fue del 5,75%. Por su parte, la ocupación lleva siete trimestres de incrementos consecutivos. Subieron un 1,15% respecto el año anterior.

En este sentido, el secretario de Ocupació i Relacions Laborals, Joan Aregio, celebró los datos de la EPA, que fijan una tasa de paro del 19,1% y una caída del desempleo en 31.900 personas. Aun así, Aregio no quiso ser «autocomplaciente» con los «buenos datos» de la EPA, «porque aún queda mucha gente sin trabajo». Sin embargo, Aregio recordó que «llevamos dos años de mejoras en términos de empleo».

Sobre el aumento de la población activa, Aregio apuntó que es un reflejo del incremento de la confianza de los trabajadores en la economía.

En España, la tasa de paro se situó en el 22,37%, lo que supone 1,4 puntos porcentuales menos que en el primer trimestre y un descenso de 2,1 puntos respecto el año anterior. El número de ocupados se incrementó en 411.800 personas en comparación con el primer trimestre –un 2,36% más– y se situó en 17.866.500 personas ocupadas, una cifra de empleo que no se registraba desde el cuarto trimestre de 2011. Este incremento del empleo está protagonizado básicamente por el sector privado, mientras que el sector público prácticamente no varía.

En los últimos doce meses, el empleo aumentó en 486.700 personas en el sector privado y en 26.800 personas en el sector público. En relación con el año pasado, los contratos indefinidos crecieron en 170.300 personas y los temporales en 274.600 personas, mientras que el número de autónomos creció en 44.200 este trimestre y en 72.400 personas en un año.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También