Más de Noticias

'El pedófilo no tiene por qué ser un delincuente o un enfermo'

Entrevista con Irene Montiel, Psicóloga forense y profesora de Criminología de la UOC

Àngel Juanpere

Whatsapp
Irene Montiel durante una entrevista que le hicieron en la Lleida Televisió. FOTO: DT

Irene Montiel durante una entrevista que le hicieron en la Lleida Televisió. FOTO: DT

Irene Montiel Juan es doctora en Psicología, Criminóloga y Psicóloga Jurídica, con vocación por la docencia universitaria y la investigación en el campo de la Victimología y las TIC. Es profesora de Criminología en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).


- ¿Un pedófilo es un delincuente o un enfermo mental? - Un pedófilo es una persona que tiene una inclinación sexual por los menores de 13 años. No tiene por qué ser un delincuente o un enfermo mental. Para que sea esto último tiene que tener otros requisitos, otros criterios clínicos.

- ¿Cuál es la diferencia entre pederasta y pedófilo? - El pedófilo es el que tiene la inclinación hacia los menores pero no necesariamente tiene que pasar a la acción. El que pasa a la acción es el pederasta, el abusador de menores. Muchas veces se confunden e incluso se confunden con el trastorno.

- ¿Cree que tendría que ser una eximente a la hora de ser juzgados estos casos? - No, en ningún caso. No, porque una persona que es diagnosticada de trastorno pedofílico no tiene alteradas gravemente las capacidades cognitivas y volitivas. Tiene capacidad de comprender la ilicitud de los hechos y actuar conforme a esta comprensión. Sí que puede haber algún caso de trastornos muy graves que van acompañados de otros, como un retraso mental profundo o grave.

- ¿Ellos son conscientes de su problema? - No todos. Hay dos tipos de pedófilos. Unos son conscientes de que algo no funciona bien y tienen sentimientos de malestar, vergüenza, angustia. Se denominan pedófilos situacionales o secundarios.

También están los casos más graves, pedófilos primarios o preferenciales, que no admiten tener ningún problema, sino que creen que la gente no les comprende, son egosintónicos. Son los que tienen un peor pronóstico de recuperación.

- ¿Cómo surge la pedofilia primaria? -La pedofilia primaria o preferencial es una tendencia o inclinación sexual que surge en la adolescencia temprana y se va afianzando mediante distintos mecanismos como la repetición, la imitación, la compensación y el reforzamiento (hipersexualizacion compensatoria). Para pasar a la acción (abuso infantil) es necesario que existan determinados elementos, pero especialmente una víctima adecuada (menores vulnerables), una oportunidad para hacerlo y desinhibición conductual (internet los facilita). Por lo tanto, en este caso, lo que se puede prevenir es la pederastia, es decir, que un pedófilo abuse de un menor, pero quizás la tendencia desviada tenga un sustrato más biológico.

- ¿Cómo funciona el cerebro de los pedófilos? - Algunos estudios han demostrado que el cerebro de los pedófilos no sólo funciona de forma distinta ante estímulos sexuales, sino que también presenta algunas cualidades estructurales diferentes, y a partir de aquí se ha relacionado esta parafilia (la pedofilia) con otros indicadores de alteraciones en el neurodesarrollo que pueden originarse en la etapa prenatal y la primera infancia a causa de adversidades extremas como estrés grave en la madre, consumo de drogas, etc. Por lo tanto, si estos hallazgos se confirman, podrían indicar que la mejor manera de prevenir este tipo de tendencia sexual sería prevenir la aparición de los factores que pueden originar alteraciones en el neurodesarrollo.

- ¿Qué busca un pedófilo en un archivo? - Depende de cuántos haya visto ya. Al principio busca en internet este tipo de material. Lo puede hacer de manera experimental, de forma casual. Pero luego pasa como con las adicciones, necesita incrementar tanto la frecuencia como la intensidad del contenido. Van incrementando buscando imágenes cada vez más explícitas o con niños de edades más cortas o situaciones que impliquen más violencia. Estímulos nuevos que le permitan seguir excitándose con estas imágenes.

- ¿Cómo se puede curar? - Esta palabra no nos gusta a los terapeutas. Sí existe algún tratamiento y se pueden rehabilitar. En ambos casos puede haber tratamiento, pasa por modificar lo que es la conducta y todas las distorsiones cognitivas. Se puede llegar a conseguir que el primario siga teniendo la inclinación pero nunca llegue a tener ningún contacto físico no virtual. Con los situacionales hay un mejor pronóstico, tiene más factores a su favor para poder desarrollar un funcionamiento más normativo.

- ¿Internet ha repercutido en que sea más fácil el anonimato y poder intercambiarse archivos? - Es fantástico. Internet y Deep Web (web profunda) es donde se congregan casi todas las comunidades de pedófilos. Allí intercambian estos archivos, además de crear unas importantísimas redes sociales de apoyo, que lo que hacen es reforzar sus distorsiones y animarlos a crear más material o intercambiarlo.

- ¿Es un refugio para ellos? - Exacto. Es el refugio perfecto. Antes era difícil que se pudieran encontrar entre ellos. Y ahora han hallado su hueco, porque nadie les molesta y es muy difícil seguir su pista. Internet ha ayudado bastante a fomentar sus tendencias sexuales e incluso sus prácticas.

- ¿Se pueden prevenir estos casos? - Si, y de hecho es lo mas importante que podemos hacer. La pedofilia aparece durante la adolescencia, en el procedimiento de desarrollo sexual de todo el mundo. Si trabajas con estos menores que descubren que tienen inclinaciones sexuales hacia niños más pequeños estaríamos atentos a prevenir futuros casos de abusos sexuales infantiles.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También