Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El petróleo barato ha ahorrado a España 20.000 millones desde 2012

La subida del precio impulsada por el acuerdo reciente de la OPEP pone en riesgo un motor claro de la recuperación

Agencias

Whatsapp
Los ministros de petróleo de la OPEP se reunieron en Viena el pasado 30 de noviembre. Foto: Bruna /EFE

Los ministros de petróleo de la OPEP se reunieron en Viena el pasado 30 de noviembre. Foto: Bruna /EFE

Aún es pronto para saber si el acuerdo alcanzado por la OPEP el miércoles va a conseguir su objetivo de impulsar el precio del petróleo de forma sostenida, por mucho que la primera reacción haya sido positiva. El barril de Brent terminó el viernes a 54 dólares, un 16,6% por encima del nivel anterior al pacto. Pero todavía queda muy lejos de los 115 que alcanzó a mediados de 2014, cuando comenzó a hundirse. Con todo, la decisión del cártel supone un importante paso a favor de un crudo más caro, algo que no viene nada bien a España, cuya recuperación en los últimos años se ha apoyado en gran medida en el abaratamiento de esta materia prima. El ahorro estimado desde 2012 ronda los 20.000 millones de euros.

España apenas produce petróleo y tres cuartas partes se extraen de yacimientos como los de Rodaballo, Montanazo y Lubina, frente a las costas de Tarragona. Pero apenas da para cubrir las necesidades de un día. En concreto, el grado de autoabastecimiento es del 0,5%, con lo que el 99,5% restante hay que comprarlo fuera, a países diversos como Arabia Saudí, Nigeria, México y Rusia.

La factura energética es un auténtico lastre para la economía nacional, aunque gracias a la caída del precio del petróleo se ha reducido considerablemente. Así, según las estadísticas del organismo público Cores, en 2012 las importaciones de crudo tuvieron un coste de 36.820 millones de euros. En 2015 la cifra se había rebajado a 21.226 millones de euros, lo que supone un recorte de casi 15.600 millones en tres años.

¿Hasta dónde va a llegar?

El resultado, en conjunto, es un ahorro de más de 20.000 millones de euros. Pero todo apunta a que este combustible se está agotando. El barril de Brent acumula ya una subida del 93% desde los mínimos de 27,8 dólares que alcanzó a principios de año.

Encima, el euro se ha debilitado frente al dólar, lo que encarece todavía más la factura. La gran incógnita ahora es saber hasta dónde va a llegar el precio del petróleo y no es nada fácil de despejar porque hay interpretaciones muy diferentes del impacto que tendrá el acuerdo de la OPEP.

La reacción inicial ha sido alcista, porque había serias dudas de que la organización fuese capaz de llegar a un consenso sobre el reparto del ajuste (lo que asumía cada país). Pero el cártel superó la división y alumbró el primer pacto para recortar la producción desde 2008. Retirarán del mercado 1,2 millones de barriles diarios (un 1% de la producción mundial, el equivalente a lo que consume España), hasta dejar su oferta en 32,5 millones, un tercio de la total.

Las dudas vienen de varios lados. Se pone en cuestión el grado de cumplimiento del acuerdo. El pasado viernes se supo que Rusia alcanzó en noviembre los 11,2 millones de barriles, su récord de producción de la era postsoviética. También hay que tener en cuenta el stock, todos esos barcos cargados de crudo que funcionan como almacenes marinos. Sin olvidar a los productores de fracking americanos, que volverán a perforar en cuanto el precio suba un poco. Las plataformas en activo llevan siete meses creciendo, aunque todavía son solo un 30% de las que había antes de la crisis.

Ya hay casas de análisis revisando al alza sus previsiones sobre el precio del petróleo. Goldman Sachs, por ejem plo, considera que superará los 60 dólares si la OPEP y Rusia cumplen sus objetivos.

El Gobierno español no lo ve tan claro. En el cuadro macroeconómico difundido el pasado viernes solo sube de 49,1 a 50,2 dólares su pronóstico para el barril de Brent en 2017. Para los dos años siguientes lo sitúa en 52,4 dólares.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También