Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El yihadista de Madrid planeaba un atentado ‘peor que el de Manchester’

Rachid el Omari, que ingresó ayer en prisión, había realizado vigilancias de lugares emblemáticos de la capital de España

Melchos Sáez-pardo

Whatsapp
Rachid el Omari fue detenido en la madrugada del pasado miércoles en el centro de Madrid. Foto: efe

Rachid el Omari fue detenido en la madrugada del pasado miércoles en el centro de Madrid. Foto: efe

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno confirma las sospechas de los servicios antiterroristas de la Policía. Rachid el Omari, el marroquí de 32 años capturado la madrugada del día 21 en Madrid, es uno de los yihadistas más peligrosos detenidos en España. Buscaba cómo organizar una matanza en Madrid. Su inspiración, según relata el juez, era el atentado terrorista del Manchester Arena del 22 de mayo, que costó la vida a 22 personas.

El instructor, en el auto por el que mandó ayer a la cárcel a El Omari por los delitos de pertenencia a organización terrorista, adoctrinamiento terrorista y enaltecimiento del terrorismo, es tajante: «Hay indicios suficientes para determinar que se encontraban en vías de planificación de un atentado terrorista en Madrid». Él mismo había confirmado su intención de atacar en la capital en una conversación con otro radical a través de las redes sociales con ocasión de la masacre tras el concierto de Ariana Grande en Manchester. «No te preocupes. Aquí va a suceder algo peor» anticipó a su interlocutor, al tiempo que festejó la matanza de menores: «Da igual que sean niños, es lo que se merecen. Nadie se queja por los niños de Siria».

‘Da igual que sean niños. Nadie se queja por los niños de Siria’, le dijo a otro radical

El 11 de junio, relata Moreno, el marroquí, acompañado de uno de sus compañeros de piso, Mohamed C., fue seguido de madrugada por los servicios antiterroristas, que comprobaron como ambos hicieron vigilancias sobre «lugares y trayectos emblemáticos». El 14 de junio los dos repitieron de noche otro paseo similar en el que aprovecharon para pisotear unos carteles donde aparecían imágenes de mujeres.

Golpe a la financiación

Los servicios de información de la Guardia Civil desmantelaron ayer en Melilla un complejo entramado empresarial dedicado a la financiación de yihadistas. La trama, de acuerdo con las investigaciones, habría evadido cerca de ocho millones de euros en los últimos años a través de 24 empresas fantasmas danesas, cuyas filiales en la ciudad autónoma norteafricana estaban dirigidas por testaferros melillenses. Esta red societaria habría sufragado los gastos para que al menos diez yihadistas (españoles, daneses y alemanes) se desplazaran a zonas de conflicto.  

Los agentes detuvieron el jueves al cabecilla de este entramado, M.E.M., de 40 años, nacido en Tensamane (Marruecos) pero de nacionalidad danesa. Este sujeto, asegura el Ministerio del Interior, estaría relacionado las estructuras reclutamiento del ISIS y del AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico) y con sus redes de financiación para la captación de nuevo muyahidines. La Guardia Civil seguía la pista de esta red desde 2012.

Temas

Comentarios

Lea También