Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noticias Inmigración

España y otros cinco países europeos acogerán a los 147 migrantes del Open Arms

La embarcación española, que está frente a las costas de Lampedusa, ha pedido la evacuación por motivos psicológicos de todos los rescatados y logra el de nueve de ellos

EFE

Whatsapp
El Open Arms, ayer frente a las costas de Lampedusa, muy cerca de tierra. FOTO: EFE

El Open Arms, ayer frente a las costas de Lampedusa, muy cerca de tierra. FOTO: EFE

Los 147 migrantes que están a bordo del barco de la ONG española Open Arms esperan desde ayer en aguas italianas a que les asignen un puerto en el que desembarcar, mientras seis países europeos ya han mostrado su disponibilidad a acogerlos y reubicarlos.

Open Arms solicitó ayer la evacuación por motivos psicológicos de los 147 migrantes que lleva a bordo, y para nueve de ellos, tres adultos y dos niños con sus acompañantes, logró que se hiciera de manera urgente. La organización precisó que se trata de dos menores junto a sus primas, un hombre con su mujer, una mujer con su marido y un último adulto solo.

Asimismo, la ONG explicó que miembros de la Guardia di Finanza, de la Guardia Costera italiana y un equipo médico oficial subieron ayer por la mañana a la embarcación para analizar la documentación de la nave y los informes médicos en los que se basa para pedir el desembarco de los 147 rescatados

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, afirmó ayer en las redes sociales que los gobiernos de Francia, Alemania, Rumanía, Portugal, España y Luxemburgo le han transmitido su disponibilidad para recibir a estas personas.

La embarcación española se encuentra frente a las costas de Lampedusa y sin autorización para atracar en un puerto, después de que la Justicia italiana cancelara el miércoles la prohibición firmada por el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, en su contra.

El fallo explicó que la situación «de evidente dificultad» en la que se encontraba la nave justificaba que pudiera dejar atrás las aguas internacionales y acceder a las italianas.

Sin embargo, la autorización para desembarcar depende de Salvini, que ya ha avanzado que no lo consentirá y que seguirá manteniendo su pulso firme contra la inmigración.

«El Open Arms en quince días habría ido y vuelto tres veces a España. Es evidentemente un ataque político a Italia», apuntó Salvini, en una rueda de prensa en el municipio de Castel Volturno, en la región de Campania (sur).

La crisis de Gobierno que están viviendo desde hace una semana el antisistema Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga tuvo ayer como protagonista la gestión del caso de Open Arms.

Tras conocer el miércoles la decisión de la Justicia italiana, Salvini anunció que presentaría un recurso urgente ante el Consejo de Estado y que firmaría una nueva prohibición para impedir al barco entrar en aguas territoriales de Italia.

Esta prohibición la firmó la madrugada del jueves y debía contar también con los apoyos de los ministros de Transporte, Danilo Toninelli, y de Defensa, Elisabetta Trenta, ambos del Cinco Estrellas y que se han negado a hacerlo.

«Más allá de las controversias de los últimos días, no debemos olvidar que hay niños y jóvenes que han sufrido violencia y abuso de cualquier tipo. La política nunca puede perder la humanidad. Por eso no he firmado», argumentó Trenta.

Por su parte, el director y fundador de Open Arms, Óscar Camps, reclamó ayer al Gobierno del presidente en funciones Pedro Sánchez que España lidere un eje junto a Francia y Alemania que dé un giro de timón a la política migratoria europea en el Mediterráneo.

En una entrevista en TV3, Camps dijo que está en comunicación con los gobiernos francés y alemán, así como con el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, pero no así con Moncloa.

«Espero que el Gobierno español, ya que sufre la presión migratoria del sur de Europa, ya que participa activamente, lidere un eje con Francia y Alemania que dé un giro a la política europea en el Mediterráneo», declaró.

Comentarios

Lea También