Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Estamos hechas polvo. Queremos descansar y asimilar lo vivido"

La joven malagueña desaparecida en Turquía y su novia llegan a España sanas y salvas tras ser liberadas

Agencias

Whatsapp
Imagen de las dos jóvenes que tuvieron que huir de Dubái. Foto: DT

Imagen de las dos jóvenes que tuvieron que huir de Dubái. Foto: DT

«Estamos hechas polvo, física y psicológicamente, necesitamos descansar, asimilar todo lo que hemos vivido en estos días, recuperarnos y volver a nuestra vida». Con estas palabras María Jimena Rico explicó a este periódico vía telefónica cómo se encuentra tras despertar ayer por la mañana en Barcelona. Llegó a la ciudad condal la noche del viernes procedente de Estambul junto a su pareja sentimental, la egipcia Shaza Ismail. Ambas permanecían retenidas por las autoridades turcas desde el pasado domingo acusadas de terrorismo.

Las dos mujeres viajaron ayer por carretera a la localidad malagueña de Torrox, la localidad donde reside la familia de María Jimena y a donde llegaron por la noche. «Cuando estemos en condiciones convocaremos a los medios de comunicación y daremos una rueda de prensa para todos», avanzó Tamara Rico, portavoz de la familia desde que se denunció su desaparición el pasado miércoles. La joven malagueña, de 28 años y que vive en Londres desde 2013, explicó que su pareja sentimental está muy afectada por todo lo ocurrido. También reveló que su familia de Dubái está tratando de ponerse en contacto con ella.

El pasado 15 de abril la pareja cogió un vuelo a Dubái desde Londres con la idea de visitar a la madre de Shaza Ismail, que supuestamente estaba muy enferma e ingresada en un hospital. Pero era mentira. Fue la estrategia del padre de Shaza, de nacionalidad egipcia, para que su hija volviera, pues la había denunciado ya que allí la homosexualidad está castigada con 14 años de cárcel. Cuando conocieron las verdaderas intenciones del progenitor, las dos jóvenes huyeron a Georgia, cogiendo un vuelo que las dejó en la capital del país asiático, Tiflis.

Cuando se disponían a tomar otro avión de regreso a Londres se encontraron con el padre de Ismail, que presuntamente las agredió, las amenazó y les rompió los pasaportes en el mismo aeropuerto.

Temas

  • NACIONAL

Lea También