Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fomento licitará el desdoblamiento de la N-340 en el segundo semestre

Los municipios afectados rechazan que se haga una nueva infraestructura y piden aprovechar las que ya hay porque es más barato y racional
Whatsapp
Imagen de la N-340 el Lunes de Pascua, cuando acumuló hasta 18 kilómetros de retenciones. Foto: acn

Imagen de la N-340 el Lunes de Pascua, cuando acumuló hasta 18 kilómetros de retenciones. Foto: acn

La ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció ayer que el Gobierno Central «está trabajando» en el desdoblamiento de la carretera N-340 desde Altafulla hasta Vilafranca del Penedès, y afirmó que prevé licitar las obras en el segundo semestre de este año.

Pero las palabras de la ministra han sido acogidas en el territorio, además de con escepticismo por las numerosas ocasiones en las que se ha anunciado el inicio de las obras, con dudas sobre lo que realmente «está trabajando» el Gobierno Central.

Porque una cosa es licitar una obra en base a un proyecto que levanta rechazos y otra diferente licitar un proyecto. En este sentido el alcalde de El Vendrell ,Martí Carnicer, dijo que «si se licita la obra no estamos de acuerdo con el proyecto presentado ya que trincha el territorio. Si se licita un proyecto para poder opinar y escoger el mejor, fantástico».

 

Aprovechar lo que hay

Carnicer dijo que se necesitan muchas explicaciones y recordó que la propuesta del territorio es aprovechar una vía ya construida como autopista y no abrir una nueva carretera con afectaciones y mayor coste económico.

Igual razonamiento es el del alcalde de Torredembarra, Enric Grangel, (PSC) que considera que «no sabemos lo que proponen. Que nos enseñen su propuesta para poder opinar». Grangel señala que teme la actuación que se haga «después de ver intenciones como la de prohibir el paso de los camiones por la N-340 cuando eso no soluciona el problema de la carretera».

Las palabras de la ministra Ana Pastor fueron en respuesta a una pregunta de la senadora de Entesa pel Progrés de Catalunya (EPC) María Jesús Sequera sobre un calendario para prolongar la autovía A-7 entre Altafulla y Vilafranca. Una demanda que tienen los municipios de El Vendrell, Roda de Berà, Torredembarra, Altafulla y Creixell.

 

‘Este mes’

Pastor dijo que este mes de abril se va a encargar el proyecto para empezar la redacción de esta infraestructura de desdoblamiento de la N-340. «Me gustaría que pudiéramos licitar las obras, si no hay ningún problema técnico en la redacción del proyecto, en el segundo semestre de este año de 2015».

El proyecto es lo que teme un territorio ya muy cuarteado por todo tipo de infraestructuras. El alcalde de Altafulla, Fèlix Alonso, valoró el anuncio de Pastor como «un paso más para la gratuidad de la autopista», pero es cauteloso. «Espero que la ministra nos convoque para explicar su propuesta. La estudiaremos para que tenga el menor impacto».

El menor impacto lo tendría aprovechar una infraestructura ya construida como es la autopista AP-7. La solución que defiende el territorio es, como mucho, ampliar un carril en la vía rápida y que pase a ser gratuita. Una solución que también se defiende por ser la más económica.

 

‘Vende humo’

El alcalde de Creixell, Jordi Llopart, se muestra escéptico. Asegura que pidieron una reunión con la ministra y «todavía estamos esperando hora». El anuncio le suena a propaganda y cree que Pastor «vende humo». Llopart insiste en que «nosotros hace tiempo que no hablamos de desdoblar, sino de ampliar un carril paralelo a la autopista».

Subraya que construir una nueva carretera es «trinchar» todavía más un territorio que ya tiene suficientes barreras arquitectónicas, y que «esta actuación supondrá un gasto innecesario. Con la gratuidad del tramo y la ampliación del carril sería más que suficiente».

El alcalde de Roda de Berà, Pere Compte, lo ve del mismo modo. «Creo que es un error. Es poner una barrera más en este territorio cuando tenemos una autopista que está infrautilizada», apunta. E insiste: «Gastarían mucho más dinero del necesario. Nosotros seguimos defendiendo quitar los peajes y olvidarnos de nuevas infaestructuras».

La senadora Sequera conoce la reivindicación del territorio y la preocupación por nuevas infraestructuras, por lo que pide diálogo con los alcaldes.

También reclama a la ministra que proponga fecha para consensuar con los alcaldes una solución provisional mientras no se ejecuten las obras del tramo pendiente de la A-7. Los alcaldes piden eliminar los peajes de la AP-7, como ya se hace entre Torredembarra y Tarragona. La opción que plantea el Ministerio de Fomento de obligar a los camiones a ir, pagando con bonificación, por la autopista no soluciona los problemas de la colapsada N-340.

Pastor dijo conocer la problemática del tráfico en la zona, pero los alcaldes reiteran que la problemática no la generan los camiones, sino los miles de vehículos particulares que saturan la carretera en periodos vacacionales. Una situación que incrementa los riesgos de accidente y que convierte en casi autopistas por su volumen de tráfico caminos vecinales que buscan los conductores para librarse de la carretera N-340.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También