Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Forns y Sendra no apoyarán la apuesta de CDC por Albert Abelló

La cúpula del partido quiere al máximo representante del ente cameral como alcaldable. Pese a ello, esta opción debería ser aprobada por el comité local y la asamblea
Whatsapp
Albert Abelló, en una imagen de archivo, hablando con la esposa de Artur Mas, Helena Rakosnik.Foto: Alba Mariné

Albert Abelló, en una imagen de archivo, hablando con la esposa de Artur Mas, Helena Rakosnik.Foto: Alba Mariné

La cúpula de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) quiere al presidente de la Cambra de Comerç, Albert Abelló, como candidato a la alcaldía de Tarragona para las elecciones municipales del próximo 24 de mayo de 2015. Según ha podido saber el Diari, la dirección de la formación nacionalista ha decidido renovar, por completo, el grupo municipal de CiU en el Consistorio tarraconense y apostar por un cabeza de lista independiente, en detrimento de la actual portavoz del partido en la Plaça de la Font, Victòria Forns.

La iniciativa, acordada en Barcelona, fue comunicada la pasada semana tanto a la propia Forns como al presidente del comité local de CDCen la ciudad, el también aspirante a liderar la futura lista nacionalista, el senador Jordi Sendra. En el encuentro ambos mostraron su oposición ante esta posibilidad tanto al Coordinador General de CDC, Josep Rull, como al Secretari de Política Municipal de CDC, Lluís Corominas.

La voluntad convergente de cara a los próximos comicios municipales es la de diseñar llistes de país en las ciudades donde actualmente se encuentra en la oposición, como son Tarragona o Badalona, si bien en Lleida se ha optado por una opción de casa como es Toni Postius. Por ello, el partido presidido por Artur Mas quiere «abrir el partido a la sociedad civil» y dar la alternativa a personas con prestigio profesional que no tengan un perfil orgánico ni arrastren las siglas convergentes. Estas candidaturas serían al estilo de la lista unitaria que, hace un mes, el President propuso a ERCa nivel autonómico para poder llevar a cabo unas elecciones plebiscitarias antes, precisamente, de las municipales.

‘Sólo iré si hay consenso’

En Tarragona ciudad, donde Convergència i Unió cuenta actualmente con siete concejales y las expectativas no son demasiado optimistas, el perfil que busca CDC lo ha encontrado en la figura de Abelló, quien hace tiempo que entra en prácticamente todas las quinielas para ser un posible candidato.

«Nunca me había planteado dar el salto a la política y, de hecho, sólo lo haré si hay consenso con Victòria Forns», manifestó ayer el propio Abelló en declaraciones a este periódico. De esta forma, el presidente de la Cambra reconocía, por primera vez, la existencia de la oferta convergente, así como la posibilidad real de abandonar el sector empresarial para lanzarse a la política municipal.

«No quiero generar ningún problema. Forns ha trabajado muy duro para la ciudad y tengo una gran relación con ella. Si no cuento con su apoyo no seré alcaldable», añadió Abelló, quien en caso de liderar a CiU llevaría a cabo una importante renovación en la candidatura.

¿Oposición de los militantes?

Pese a la voluntad expresada por parte de la cúpula del partido, lo cierto es que el pasado viernes Lluís Corominas aseguró ante los medios de comunicación que «a mediados de enero» la asamblea de militantes «escogerá el alcaldable» y reiteró que el cabeza de lista «se decidirá desde Tarragona. Nadie impondrá nada». Asimismo, durante su visita a la ciudad el alto cargo convergente evitó ratificar a la actual líder nacionalista.

Por ello, tanto en el comité local como en la asamblea de militantes del pasado viernes hubo críticas hacia lo que algunos afiliados consideran como un «intento de imponer un candidato», que se uniría a las ya conocidas aspiraciones de Victòria Forns y de Jordi Sendra para comandar la nave nacionalista.

Forns se irá si no es ella

Asimismo, el Diari ha podido corroborar que, pese a la voluntad de Abelló para contar con el OK de Victòria Forns para ser candidato, ésta no apoyará la opción del actual presidente de la Cambra, ya que considera que, como marcan los estatutos del partido, deben ser tanto el comité local como la asamblea los órganos que tomen la decisión. En la misma línea estaría el otro candidato, Jordi Sendra.

Asimismo, la voluntad de la actual máxima representante nacionalista en el Ayuntamiento es la de presentar batalla y forzar a que sean los militantes del partido en la ciudad los que determinen quién debe ser el alcaldable, ya que está convencida de que la opinión mayoritaria es favorable a su continuidad.

De hecho, y en caso de que finalmente se impusieran las directrices de la dirección orgánica, Forns finalizaría tanto el mandato en el Consistorio –que expira en junio de 2015– como el del Parlament de Catalunya, que en principio es hasta 2016, pero que podría acabar a principios del próximo año.

Finalmente, fuentes del entorno más cercano a Victòria Forns aseguraron ayer al Diari que la política no estaría dispuesta a negociar ninguna «salida digna alternativa» del partido, sino que volvería a su anterior ocupación antes de entrar en política municipal a mediados de 2007, como es su plaza de docencia en el departamente de Treball Social de la Universitat Rovira i Virgili.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También