Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Francia tiene vigiladas a 15.000 personas en proceso de radicalismo islámico

Cada año se crearán mil plazas de agentes de seguridad

Whatsapp

Los servicios secretos franceses tienen vigiladas a «cerca de 15.000 personas» porque están en un proceso de radicalización islámica, indicó ayer el primer ministro, Manuel Valls, que advirtió de que la amenaza terrorista «es máxima» y que esta misma semana se han desbaratado al menos dos atentados. «Todos los días los servicios secretos desbaratan atentados», subrayó en una entrevista en Europe 1 e iTélé, en la que dio cuenta de la amenaza que representa la presencia en grupos yihadistas en Siria e Irak de 700 franceses o residentes en Francia, de los cuales 275 son mujeres.

Añadió que 196 franceses o residentes en Francia han muerto en Siria o Irak, e hizo también mención de las 1.350 personas encarceladas en Francia por vínculos terroristas. Teniendo en cuenta esa realidad, avisó de que «habrá nuevos atentados, habrá más víctimas inocentes» y que dentro de diez años habrá que seguir luchando contra el terrorismo porque «el fundamentalismo va a continuar».

 

Más gasto en defensa

Por eso, Manuel Valls insistió en que «habrá que seguir creando puestos» en el terreno de la seguridad, «al menos 1.000 al año», y eso tendrá un costo para las arcas públicas de 2.000 a 3.000 millones de euros suplementarios.

En la misma línea, dijo que en los próximos diez años habrá que crear 10.000 plazas más en las prisiones francesas y que habrá que incrementar el peso del gasto en defensa. «El esfuerzo de seguridad, de justicia y de defensa para Francia y para Europa (...) será colosal», concluyó.

El primer ministro socialista criticó al anterior presidente francés y candidato Nicolas Sarkozy, que considera que la respuesta ante la amenaza terrorista del Gobierno actual no está adaptada y no es suficientemente contundente. Valls consideró que Sarkozy «se equivoca» porque «es brutal en sus propuestas y divide a los franceses» precisamente cuando «dividir a los franceses es hacerles perder su capacidad de resistencia». Cargó contra la idea de encerrar en centros de retención a todas las personas fichadas por los servicios secretos por sospechas de vínculos con el radicalismo islámico.

Temas

  • INTERNACIONAL

Comentarios

Lea También