Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Gran parte de la cúpula de Ciudadanos se queda sin escaños tras el 10-N

Entre los perjudicados se encuentra el exportavoz parlamentario naranja, Juan Carlos Girauta, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, la popular Mari Mar Blanco, y el guardia civil de Podemos Juan Antonio Delgado

EUROPA PRESS

Whatsapp
FOTO: EFE

FOTO: EFE

Buena parte de la cúpula de Ciudadanos pero también algunos rostros conocidos del PP, Unidas Podemos y Más País se han quedado sin escaño en el Congreso tras las elecciones generales de este domingo. Entre los perjudicados se encuentra el exportavoz parlamentario naranja, Juan Carlos Girauta, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, la popular Mari Mar Blanco, y el guardia civil de Podemos Juan Antonio Delgado.

También se quedan fuera el secretario general de Ciudadanos y cabeza de lista por Almería, José Manuel Villegas; el secretario de Organización, Fran Hervías, que iba de uno por Granada; el que fuera portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, Juan Carlos Girauta, que encabezaba la candidatura de Toledo; y el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez.

Otros diputados de Cs que se han quedado fuera son el asturiano Ignacio Prendes, la madrileña Patricia Reyes (que ocupaban sendos puestos en la Mesa del Congreso), el que fuera director de la Guardia Civil y la Policía con el PSOE, Joan Mesquida, cabeza de lista por Baleares; la tinerfeña Melisa Rodríguez, portavoz adjunta, y los catalanes José María Espejo y Carina Mejías.

Así las cosas, de los diez miembros del Comité Permanente de Ciudadanos, seis se han quedado sin un sillón en la Cámara Baja (José María Villegas, Fran Hervías, José María Espejo, Melisa Rodríguez, Juan Carlos Girauta y Miguel Gutiérrez), a los que se suman otros cino integrantes del Comité Ejecutivo (Nacho Prendes, Patricia Reyes, Carina Mejías, Joan Mesquida y Beatriz Pino). En un primer momento, también se había quedado fuera el abogado del Estado Edmundo Bal, que finalmente entra al Congreso en sustitución de Albert Rivera.

En el PP, una de las voces que también se ha quedado sin escaño es la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco. Iba de ‘número uno’ por Álava y, al igual que ocurrió con su compañero Javier Maroto el pasado 28 de abril, tampoco ha conseguido representación en el Congreso por esa provincia.

La hermana del concejal asesinado por ETA Miguel Ángel Blanco sí consiguió entrar en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo tras las generales de abril pero en su caso después de que el economista Daniel Lacalle renunciara a su acta de diputado por Madrid.

En las filas de Podemos ha sido baja el guardia civil y diputado por Cádiz Juan Antonio Delgado, que ha venido ejerciendo de portavoz de Interior en el Congreso, y la cabeza de lista por Las Palmas, Carmen Pita, conocida como Meri Pita, que en legislatura de 2016 a 2019 fue presidenta de la comisión de investigación del accidente aéreo de Spanair.

Temas

Comentarios

Lea También