Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Hablamos de robotización con polígonos a los que no llega el 3G"

Entrevista a Josep González, presidente de Pimec

Rafael Servent

Whatsapp
Josep González, presidente de Pimec, esta semana en la sede de esta patronal en Tarragona. Foto: Lluís Milián

Josep González, presidente de Pimec, esta semana en la sede de esta patronal en Tarragona. Foto: Lluís Milián

La recuperación llega a los indicadores macroeconómicos. ¿Llega también a las pymes?

En Pimec somos optimistas desde hace tiempo. Se ha producido una mejora real, y llevamos ya dos años con las pymes creando ocupación. Desde principios de año tampoco han parado de generar esa ocupación, y entendemos que durará todo lo que queda de 2017, con buenas perspectivas para 2018. Continuamos batiendo récords de exportación, las inversiones en bienes de equipo han mejorado, y no tenemos indicadores negativos. Somos optimistas, y pienso que este año nos acercaremos a los crecimientos del PIB del año pasado, rozando ese 3%.

 

¿Nada preocupa, entonces?

A nivel de microeconomía, las cosas van bien. A nivel macro puede haber sorpresas más difíciles de calibrar. Es el caso de las elecciones en Francia. Pero, por el momento, con los resultados de la primera vuelta la reacción económica ha sido positiva. Y hay otros factores positivos, como el hecho de que la posibilidad de obtener crédito haya mejorado. No habrán mejorado, quizás, las condiciones de ese crédito, pero sí la oferta. Ahora, a diferencia de no hace tanto, hay disponibilidad de obtener un crédito. Con lo cual no quiero decir que los bancos regalen el dinero.

 

Pero algo habrá. Las pymes y microempresas a las que usted representa han plantado batalla por la fiscalidad. ¿Qué sucede?

Pues que necesitamos una fiscalidad específica para pymes y microempresas. No puede ser que nos llenemos la boca hablando de pymes y que después las grandes empresas terminen pagando un 7% en el Impuesto sobre Sociedades, mientras las pymes pagan un 17% ó 18%. Eso es un agravio comparativo.

 

¿Y en qué consistiría el cambio que reclaman?

Una fiscalidad específica afectaría al Impuesto sobre Sociedades, pero también al criterio sobre el IVA de caja, que tiene situaciones tan absurdas como tener que pagar el IVA de facturas que no se han cobrado. Muchas empresas tienen problemas de financiación no sólo por los largos plazos de cobro, sino por la responsabilidad fiscal que soportan.

 

¿El problema de los plazos de cobro no estaba ya superado con la Ley de Morosidad?

Lo que conseguimos en su momento fue que la ley fijase en un máximo de 60 días el plazo de cobro. Son 30 días para pagar más 30 días desde la emisión de la factura. Y aunque es cierto que, ahora, quien te pague a 70 días está incurriendo en una ilegalidad, el problema es que no pasa nada si lo hacen, porque no hay ningún régimen sancionador por incumplir ese plazo máximo de 60 días.

 

Así que la ley es papel mojado...

Es lo que propicia los abusos de las grandes empresas, que están pagando a las pymes a 180 y 200 días. Por eso hace años que pedimos un régimen que sancione, y eso no se contempló cuando se aprobó la Ley de Morosidad. Pero hace tres semanas, el Congreso de los Diputados aprobó que se trabaje en la redacción de un régimen sancionador, que ahora el Gobierno tiene la obligación de hacer.

 

¿Por qué ahora?

Porque la Comisión Europea le dio dos meses de plazo al Estado español para solucionar de una vez los problemas de morosidad. Ya ha pasado más de un mes desde entonces. Ahora tendremos que ver cómo acaba siendo este régimen sancionador. Habrá muchas resistencias por parte de las grandes empresas, seguro. Vamos avanzando, pero llevamos muchos años en esto.

 

¿Qué hay de la fiscalidad para los emprendedores? ¿Ayuda a emprender la que tenemos?

Con las cuotas de autónomos y las tarifas planas que se han puesto en marcha, alguna cosa se ha conseguido. Pero está claro que la Seguridad Social, el emprendedor la tendría que pagar en función de su actividad. Aunque el gran problema del emprendedor es la financiación. No sólo en la fase inicial, sino después, cuando afronta fases de crecimiento. Tenemos el crowdfunding, el venture capital... pero todo este sistema alternativo no está consolidado. Por eso hay mucha mortalidad entre emprendedores. Todavía hay mucho que hacer.

 

¿Y qué proponen?

En financiación, Pimec tiene el Mercado Financiapyme, con más de 200 millones de euros invertidos, que ha sido un éxito total. En un principio era una medida pensada para empresas con dificultades económicas, pero ahora está abierta a la inversión en startups de emprendedores. Hoy, el inversor que tiene dinero no sabe qué hacer con él. No hay una cultura amplia de que invierta en las empresas, y eso nos hace depender mucho de los bancos.

 

¿Hay un exceso de bancarización en la financiación?

Desde luego. El porcentaje de financiación bancaria en nuestras empresas es más del doble que en otros países.

 

¿Cómo están afrontando nuestras pymes el proceso de digitalización y de transición hacia la Industria 4.0?

Estamos ante dos movimientos que traerán cambios. La digitalización y la robotización, sin duda traerán una pérdida de puestos de trabajo. Difícilmente encontrarás un empleo para estas posiciones que se pierden, aunque también es cierto que, en la Historia, con las mejoras tecnológicas también ha habido mejoras en las condiciones sociales. Pero la diferencia ahora es que la evolución es exponencial, y puede llevar a un despegue vertical que muy probablemente lleve a una pérdida de puestos de trabajo muy importante.

 

Y que afecta a todos los sectores...

En efecto. Esto también lo encontramos en el comercio. Con un sistema de venta online tan rápido se está poniendo en peligro muchos comercios. Pero en muchos casos, como le decía antes, con deslealtad fiscal, pagando impuestos en paraísos fiscales, con unas ventajas que no tiene el pequeño comercio.

 

¿Están llevando bien las pymes esta transición?

El mundo se está volviendo digital, y tenemos que hacer que nuestro tejido de pymes sea también digital. Pero tengo la sensación de que hablamos de cosas que, al traducirlas a la realidad, no encajan. Porque mientras hablamos de digitalización y robotización, tenemos muchos polígonos industriales en Tarragona a los que no llega la fibra ni el 3G. Ésa es la cruda realidad.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También