Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hillary Clinton cancela su agenda política por culpa de una neumonía

Motivos de salud llevan a la candidata demócrata a retrasar un importante viaje que tenía programado a California con objeto de recaudar fondos para su campaña a la Casa Blanca

EFE

Whatsapp
Hillary Clinton, hablando el martes pasado en  un acto de campaña en la Universidad del Sur de Florida (en Tampa). Foto: cristóbal herrera

Hillary Clinton, hablando el martes pasado en un acto de campaña en la Universidad del Sur de Florida (en Tampa). Foto: cristóbal herrera

La candidata demócrata a la Presidencia de EEUU, Hillary Clinton, canceló un viaje de recaudación de fondos a California que tenía previsto realizar entre ayer y hoy, tras diagnosticársele una neumonía, de acuerdo con su campaña.

El programa de Clinton incluía actos en San Francisco y Los Ángeles, así como una aparición grabada en el programa ‘Ellen’, de la actriz y presentadora Ellen DeGeneres.

A Clinton se le diagnosticó una neumonía, según indicó el domingo su médico, Lisa Bardack, después de que la exsecretaria de Estado sufriera un vahído tras participar en Nueva York en los actos de conmemoración de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Según Bardack, Clinton está en tratamiento antibiótico y se le ha aconsejado descanso.

«La secretaria Clinton ha estado sufriendo un resfriado vinculado a procesos alérgicos. El viernes, durante una revisión sobre su resfriado prolongado, fue diagnosticada de neumonía. Ha sido puesta bajo antibióticos, y se le ha aconsejado descansar y cambiar sus horarios», apuntó en una nota la propia Bardack.

«Asimismo, en el evento de la mañana del domingoa, sufrió un golpe de calor y deshidratación. La examiné y luego logró rehidratarse, recuperándose bien», concluyó la doctora.

El domingo Clinton asistió de pie en los jardines del World Trade Center (WTC) de Nueva York a la ceremonia en la que se leen los nombres de las casi 3.000 víctimas que perecieron el 11 de septiembre de 2001, en la que también estaban presentes su rival republicano, Donald Trump, y autoridades locales.

La aspirante presidencial comenzó a sentir molestias mientras seguía la ceremonia por los efectos del calor, según explicó su campaña, y se retiró del lugar para dirigirse al apartamento que tiene en Nueva York su hija, Chelsea. Un vídeo tomado por uno de los asistentes y reproducido en las redes sociales muestra a Clinton mientras espera su vehículo sujeta del brazo de una de sus asistentes, después empieza a tambalearse y una segunda persona tiene que sujetarla del otro brazo para evitar que se caiga mientras entra en la camioneta que la traslada.

Clinton, de 68 años, abandonó la vivienda de Chelsea poco después y, en unas breves declaraciones a los periodistas que la esperaban a la puerta, confirmó que se sentía «mucho mejor».

A continuación, la exsenadora se desplazó a su casa de Chappaqua, en el estado de Nueva York, donde permanece desde entonces.

Temas

  • INTERNACIONAL

Comentarios

Lea También